¿Estás obsesionada con el tamaño del pene?

Una gran mayoría de hombres están obsesionados con el tamaño del pene. Pero aunque parezca raro, muchas mujeres también lo están. Esto es porque algunas se piensan que mientras más grande sea el pene, mayor placer sentirán en la cama y centran sus deseos y expectativas sexuales en la longitud y grosor del pene.

Si eres de las que se queda mirando el paquete, si has medido el pene de tu chico y si estás obsesionada con que cuanto más grande es mejor, podemos decir que estás obsesionada con el tamaño del pene. Esto puede crear en ti un complejo que impida que disfrutes con plenitud de tu sexualidad, lo que puede afectar  a la vez tu relación de pareja.

Una de las grandes razones para que estés obsesionada son las creencias de cuanto mayor sea el pene, más gozarás en la cama, pero debes tener claro que el tamaño no hace a ningún hombre bueno en la cama, además, debes saber que no hay dos penes que sean iguales, por lo que debes estar contenta con que tu chico te complazca en la cama en vez de mirar el tamaño.

tamaño_pene_importa_1

Nosotras os decimos que el tamaño normal de un pene adulto en estado de flacidez es de 7 a 9.5 cm de longitud y 2 cm de diámetro, mientras que erecto es entre 12 y 18 cm de longitud y 3 cm de diámetro. Por lo que si tu chico está entre estas medidas, no hay por qué preocuparse, lo importante es el goce sexual, no el tamaño, por lo que las obsesiones hay que dejarlas de lado.

Lo que marcará la diferencia es que tu hombre utilice su pene de manera que te haga gozar como loca y el juego erótico que mantenga en la cama. Además, debes saber, que una gran mayoría se concentra en hacer disfrutar a su pareja antes de preocuparse por el tamaño de su pene. Y aunque las vaginas pueden adaptarse a distintos tamaños de pene, uno muy grande puede causar molestias y dolor durante la penetración.

Aunque es difícil dejar de lado las obsesiones y los mitos sexuales, con estos datos dejarás de interesarte por el tamaño del pene de tu pareja, y empezarás a dar y recibir placer para disfrutar de noches llenas de sexo y erotismo.

Imagen: gq

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *