¿Está sobrevalorado el 69?

¿Está sobrevalorado el 69? ¿Realmente es una técnica sexual con la que podemos llegar al orgasmo?

Es cierto que el 69 se considera la postura más democrática de todas. Las dos partes de la pareja dan y reciben exactamente lo mismo, y pueden situarse arriba o abajo indistintamente. Pero, ¿disfrutáis realmente esta postura? Nosotras te presentamos sus inconvenientes.

Poco placer: es difícil concentrarse para llegar al climax si, mientras tanto, estás dando placer a tu pareja. Para conseguirlo, se necesita tiempo y, en muchas ocasiones, no lo tenemos. Además, las mujeres necesitamos más estimulación. Cuando nos practican sexo oral es más fácil llegar al orgasmo porque estamos concentradas en el placer que estamos experimentando. Si nosotras practicamos a la vez sexo oral, llegar al orgasmo acaba convirtiéndose en una tarea mucho más complicada.

Incomodidad: el 69 puede llegar a resultar incómodo. ¿Qué pasa si una miembro de la pareja es mucho  más alto que el otro? Llegar a acoplarse puede resultar difícil. Además, coordinar los ritmos puede resultar complicado.

Sólo termina uno: normalmente, con el 69 no se llega al orgasmo de forma simultánea. Lo  más normal es que cuando uno de los dos miembros llega al orgasmo, deje de practicar el sexo oral por lo que la otra parte no consigue llegar al placer máximo.

Muchos son los que piensan que el 69 es una postura sobrevalorada sobretodo por las personas que se inician al sexo, especialmente debido a la morbosidad que provoca. ¿Qué pensáis vosotras?

Imágenes: El País

Autor: Anna Güell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *