Escucha a la pareja antes de que sea demasiado tarde

¿Te has visto en la situación de tener que enfrentarte a una ruptura con tu pareja debido a pequeños toques de aviso a los que no se prestaron atención a tiempo? Es cierto que con frecuencia relativizar comentarios, enfados o situaciones es muy recomendable. Nos ayuda precisamente a no dar importancia a esos malos días que todos tenemos y en los que a lo mejor no estamos muy acertados. Efectivamente, relativizar algún comentario o gesto en estas ocasiones suele ser lo que llamamos ‘mano de santo‘.

Existen otras pequeñas llamadas de atención por parte de nuestra pareja a las que también quitamos importancia y sin embargo tienen mucha más importancia de la que pudiera parecer. Cuando oímos eso de ‘hace mucho que no salimos solos’, o ‘echo de menos cuando bailábamos juntos’, a veces hacemos oídos sordos, no tenemos tiempo o estamos pensando en otras prioridades. El volumen de la queja suele ir elevándose: ‘ya no vuelvo a proponerte nada, nunca tienes tiempo para mi’ o ‘¿por qué ya no podemos salir tú y yo a bailar?’

Lejos de olvidar el asunto, se acumulan el dolor y la decepción a la vez que se va apagando el amor: ¿Para qué estar con alguien con quien uno no se siente atendido ni querido?

Quizás para nosotros bailar sea una tontería, pero si es importante para quien queremos, estaremos amándole si sabemos proporcionarle ese momento de bienestar. No es necesario que seamos campeones de baile: con acompañarlo y pasar un buen rato será suficiente para que los vínculos entre ambos se vayan fortaleciendo.

Tampoco es una tontería hacer un comentario agradable sobre su nuevo corte de pelo, ni olvidarse de dedicarle pequeñas caricias y gestos cariñosos durante el día. En realidad, las relaciones de pareja no se hacen a base de golpes de efecto, como un regalo caro o un viaje exótico, sino que se fortalecen a base de pequeñas detalles o tonterías mucho más significativas.

La diferencia entre prestarles atención o no es que, en el primer caso, podemos bailar indefinidamente todo tipo de bailes con alguien excepcional, y en el segundo, pronto encontraremos a nuestra pareja, o a nosotros mismos, con otro compañero de baile. Abramos entonces bien nuestros oídos y, sobre todo, nuestro corazón: una bonita relación bien se lo merece.

mila Mila Cahue es la autora del libro “Amor del Bueno”, primero de la colección “Tu Vida en Positivo”, editado por JdJ Editores y Actitud de Comunicación. Es Licenciada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid y especializada en relaciones de pareja en el Centro de Psicología Álava Reyes.

Autor: Mila Cahue

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *