¿Es malo practicar demasiado sexo?

Demasiado sexo ¿Es malo?

Aunque de entrada el sexo sea una actividad recomendable para la salud, practicarlo en exceso también puede tener consecuencias negativas ¿Quieres saber cuáles son? Te lo explicamos a continuación.

El sexo es bueno para la salud, tanto física como mental, de eso no hay ninguna duda. Pero como casi todo en la vida, si lo practicas en exceso también puede tener consecuencias negativas. Aunque en la cantidad adecuada puede ayudar a reducir el riesgo de infarto en un 50%, en exceso puede no ser demasiado bueno.

¿Y qué es lo que puede pasar? Pues aunque sin demasiada reflexión parezca absurdo, el sexo como ejercicio que es puede provocar lesiones en la espalda, tirones musculares, agujetas o agotamiento. Obviamente, esto también puede pasarte si te excedes en el gimnasio y tendrías que practicar muchas horas de sexo como para que te diese un ataque de agotamiento, pero las agujetas no son tan improbables.

Algo más grave parece la relación que se hace en un artículo publicado en el British Journal of Urology (BJU) International entre la elevada actividad sexual en los varones de entre 20 y 40 años y el cáncer de próstata. Los investigadores de la Universidad de Nottingham realizaron un estudio en 800 hombres y el 59% de los varones que padecían la enfermedad se habían masturbado o mantenido relaciones sexuales más de 12 veces al día desde los 20 años hasta los 30 (es un número bastante elevado).

Otras teorías dicen que el exceso de relaciones sexuales puede hacer que las erecciones pierdan firmeza o que se acabe con la reserva seminal (y el hombre sólo eyacule líquido prostático). Asimismo, también existe la creencia de que las mujeres pueden sufir irritación vaginal o falta de lubricación derivada del exceso de sexo. Sin embargo estas teorías no han sido comprobadas científicamente aún.

Imagen de Getty Images.