El poder del erotismo

El erotismo y la razón de su poder

 El erotismo, como todos sabemos, es una denominación que viene del griego y que se personificó en la figura del dios Eros. Aun que su definición ha variado a lo largo de los años, hoy en día se relaciona el erotismo con la sensualidad y la sexualidad ya sea entendida en forma de insinuación o ademán picante, para denominar un tipo de pornografía menos explícita o para referirnos a las novelas de contenido sexual.

En cualquiera de sus tres vertientes, va íntimamente ligado a las fantasías y a los preliminares sexuales y está presente en la búsqueda de la excitación propia o del otro.

Es importante recalcar, que el erotismo es más poderoso por la parte que no permite ver y nos deja inventar que por la parte visible y explícita que nos ofrece.  De esta manera siempre hay posibilidad de ajuste a nuestros gustos y deseos. Un ejemplo claro de esto son las fotos de cuerpos que insinúan, pero no dejan ver. Ante esta imagen, cada persona se puede montar su propia fantasía sobre la intención que tiene ese cuerpo desnudo, por que se nos muestra de esa manera,  que pretende conseguir…

Pero ante la pregunta ¿Por qué es poderoso el erotismo? La respuesta es clara, el erotismo es poderoso, por que el sexo es poderoso e importante para los seres humanos, de ahí que todo lo que huela a sexo, tendrá inmediatamente nuestra atención.

El poder del erotismo%Los creativos publicitarios hace tiempo que se han dado cuenta de esto, de ahí que publicidad y erotismo hace tiempo que van de la mano, ya que es un recurso muy rentable para seducir al consumidor, llamar su atención y si puede ser generar impacto en él. En ocasiones el impacto es tal, que recordamos el producto por el hombre con el torso desnudo, o por la mujer con los muslos tersos que sale del agua (D&G). EL problema es que el erotismo es tan poderoso, que puede terminar por relegar a un segundo plano el producto y la marca y en consecuencia, actúa como un elemento distractor reduciendo la comprensión y el recuerdo del mensaje. Cierto que los anuncios de contenido erótico resultan más atractivos y logra incrementar la atención del receptor frente a otros que no lo emplean, pero si no queremos meter la pata, no hay que perder de vista que además del sexo, la coherencia entre el mensajes y el producto, no se puede desechar en favor de otras cosas.

Por otro lado, el erotismo siempre se debe utilizar como medio para un fin y no siempre sexual. Las imágenes de mujeres tonteando con la intención de no ser multadas, de hombres atractivos solicitando ayudas económicas utilizando para ello sus encantos… no nos coge por sorpresa, todos somos conscientes de que eso es posible, lo que nos lleva ya a la imagen que transmitimos. Si trabajas de cara al público, será mejor que tu imagen se ajuste a los cánones del momento, que son los que marcan la deseabilidad de los cuerpos, por que todo el mundo prefiere ver cuerpos y caras atractivos, que se emplearán a modo de reclamo. Esto el cine y la televisión, lo tienen claro, de ahí que si contamos con la colaboración de un muchacho bien parecido, buscarán la manera de que pase sin camiseta el mayor tiempo, o si la actriz es atractiva, seguro tendrá alguna escena de desnudo parcial o total, encaminada a atraer la curiosidad del espectador.

En definitiva, el erotismo es poderoso, por que camina de la mano del deseo y del sexo, dos cosas de tanto peso que son capaces de nublar conocimientos, hacer débil al fuerte, fuerte al débil y hacer que todo gire en torno a ellas, como una fuerza intrínseca, que no podemos controlar.

Imagen: Dolce&Gabbana

Recordad que nos podéis hacer llegar vuestras dudas a través de la dirección info [arroba] nosotras [punto] com, escribiendo en el asunto del correo Sección Dudas fuera. También podéis especificar si queréis que aparezca vuestro nombre o por el contrario preferís un alias. Periódicamente publicaremos una selección de las preguntas en la web. ¡Animaos a participar!

Irene Liñares es licenciada en Psicología Clínica por la Universidad de Santiago, y experta en Sexología. Tiene una amplia experiencia como educadora y asesora sexual. Actualmente dirige la clínica Ishtar de Psicología Sexual y de Pareja

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>