No, definitivamente un relación sin sexo no puede funcionar

Si tu pareja y tú cada vez tenéis menos sexo y esto es algo que te está empezando a preocupar, toma nota de algunos consejos para evitar que la situación se deteriore tanto que afecte al plano emocional de la pareja. Una relación sin sexo de pareja como tal, no funciona. La rutina, los quehaceres diarios y el tiempo pueden hacer que la frecuencia con la que tengáis sexo disminuya, esto puede llegar a ser algo normal, pero si la reducción es tal que apenas tenéis relaciones sexuales es el momento de actuar.

Lo primero que hay que hacer es hablar, la comunicación es la clave. Hablad sobre qué os ha llevado hasta esa situación y no ignoréis el problema, puesto que eso no solucionará nada. Solo si afrontáis los hechos podréis ponerles solución sin forzar la situación.

Intentad hacer cosas diferentes. Y es que si acabáis con la rutina en vuestro día a día, es más sencillo revivir la llama de la pasión. Innovar también en el tema sexual y buscad sorprender a vuestra pareja, seguro que poco a poco podréis acabar con la etapa de sequía sexual, que sólo acabaría llevando al desgaste en la pareja.

sin-sexo

Para que una relación funcione ha de haber buenas dosis de pasión, intimidad, compromiso y respeto. Así que despertar la pasión de nuevo será el reto que tendréis que poneros ambos y nada como fomentar momentos románticos entre ambos para ello. Hacedlo todo de manera relajada, de tal modo que la situación fluya y no parezca para nada forzada, o acabaréis sintiendo los dos que es algo fingido y estaréis incómodos.

Seguro que si habláis de la situación de pareja por la que pasáis e intentáis huir de vuestra rutina diaria y desconectar de ella, lograréis salir de la etapa de apatía sexual.

Imágenes: eju/gq

 

 

 

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *