Curiosidades de la vagina que debéis conocer

La vagina es una zona íntima, centro de placer, y aún hoy constituye uno de los tabúes más impenetrables de la sociedad. Existen muchas cosas que no sabemos de ella, pero todo lo que podamos aprender y conocer va a beneficiarnos en muchos aspectos como prevenir enfermedades, y aprender a disfrutar de la sexualidad solas o en pareja,o  conocer mucho más nuestro cuerpo.

Curiosidades de tu vagina qué tenéis que saber

Estar sentada muchas horas no es bueno para tu vagina: Además de provocar dolor de espalda, puede aumentar el riesgo de una infección vaginal por bacterias. Cuando permanecemos sentados en una posición fija, la zona genital se calienta, por lo que se incrementa la humedad y causa irritación. Ese proceso proporciona el caldo de cultivo perfecto para las bacterias.
Profundidad: Entre 7 y 10 centímetros, pero durante la excitación estos valores pueden duplicarse. Cuando una mujer está excitada, aumenta la tensión muscular, lo cual produce la elevación del útero que da lugar  que la vagina se extienda.


Vulva o vagina: Vagina se refiere al canal muscular y elástico que lleva al cérvix y al útero, donde se introduce el pene y por dónde salen los niños durante el parto. La vulva es la parte visible de la zona genital, incluye a los labios de la vagina, el clítoris, la uretra y la abertura vaginal.
Clítoris: Es el centro neurálgico del placer, tiene unas 8,000 nerviosas y su función es dar placer a la mujer. Posee ramificaciones que se extienden debajo de la piel ambos lados de la vulva y pueden ser estimuladas desde el exterior.


Lubricación: La mujer puede estar excitada, aunque no se encuentre lubricada. La lubricación ocurre de manera natural, pero hay situaciones en las que puede ser difícil: después de la menstruación, la acción de algunos fármacos, los cambios hormonales, algunos anticonceptivos, o la edad. La mayoría de los hombres no se dan cuenta que la mujer puede estar excitada sin que haya lubricación. Los especialistas aconsejan a los hombres que sean pacientes y dediquen más tiempo a los preliminares si la mujer no está suficientemente lubricada.
Salud vaginal: Tener relaciones sexuales puede evitar que tu vagina se seque. Cuando los niveles de estrógeno caen, la vagina se seca y las relaciones sexuales podrían volverse muy dolorosas.
Ejercicios de Kegel: Practicar esos estos ejercicios no sólo pueden ayudarte a alcanzar el orgasmo sino a fortalecer tu suelo pélvico y tu vejiga. Importante incrementarlos en tu rutina diaria.
Tengamos en cuenta que es una parte muy importante de nuestro cuerpo y es el centro de placer, ¡A cuidarla como se debe!

Imágenes: Flujo vaginal, BuzzFeed, Slideshare.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *