¿Cuáles son los accidentes sexuales más comunes?

Los accidentes sexuales son más comunes de lo que se cree y llegan en algunos casos a requerir asistencia médica. En algunas ocasiones las parejas intentan posiciones sexuales extremas por querer salir de la rutina, prácticas que pueden ser consideradas de alto riesgo. A veces se puede sufrir alguna contractura o lesión, otras causar risas y en ocasiones malos ratos.

Accidentes sexuales más comunes

  • Lesiones en el pene: Los movimientos bruscos o el uso de determinadas prendas puede originar rasguños o heridas. Puede ocurrir una fractura en los cuerpos cavernosos del pene cuando la mujer asume una posición dominante.
  • Tirón muscular o calambre: Un estiramiento o desgarro de un músculo provocado por una contracción forzada, causando dolor y molestias. Generalmente se presentan en los pies, pero también se puede sentir en los gemelos y en los muslos.

  • Contractura de cuello: Endurecimiento incontrolado de un grupo de músculos del cuello por permanecer en una mala postura mucho rato.
  • Rodillas raspadas: Se puede lastimar por el roce del material dónde estamos apoyados, ya sea en la arena, en un material áspero, pueden causar ardor y dolor.
  • Objetos que se pierden dentro del cuerpo: Lo ideal es no introducir nada que no sea un juguete sexual especialmente diseñado para los orificios íntimos. Si esto ocurre es mejor acudir al médico para no poner en riesgo tu salud.
  • Golpes fuertes: Durante el acto sexual puedes recibir un golpe en zonas delicadas como la cabeza o las piernas, por lo tanto, es importante tener el control del cuerpo para evitar movimientos bruscos y prevenir accidentes dolorosos y moratones.
  • Condón zafado: El condón se sale y queda dentro de la vagina, es necesario sacarlo lo más rápido posible cuando está visible o palpable. En caso de que no lo esté es fundamental acudir con un ginecólogo que cuenta con una herramienta apropiada, el espéculo, le permitirá tener una visión total de la cavidad vaginal y podrá retirarlo sin problema. No intentes sacarla con pinzas porque se puede romper quedarse dentro de la vagina y desatar infecciones, irritación, y hasta un embarazo no deseado. ¡No hagamos tonterías!

Es genial ser creativos a la hora de practicar sexo, pero es importante practicar juegos seguros para no lastimarse o pasar malos ratos.

Imágenes: sabor809, Infobae.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *