Mobile porn - Watch porn - free porn - porn - free porn - Porn Movies - HD Sex Porn - HD Sex Porn

¿Crisis de pareja con la llegada de bebés?

La vida es un ciclo (y no, no estoy citando al Rey León). Primero sois novios, después viene la boda y después el primer hijo. Aunque sí es cierto que esta estructura de la vida cada vez es menos respetada por los jóvenes, los hijos llegan, ya sea alterando el orden o siguiendo el tradicional.

La pareja es una construcción social y no es un elemento rígido e inmutable. Se trata de un vínculo que va variando a lo largo de la relación y obviamente, la llegada de un bebé implica un cambio en la relación, una nueva estructura.

La llegada de un hijo o hija a la familia genera grandes transformaciones para las que tendréis que estar preparados y esto no significa haceros una idea de lo que sucederá a partir de ahora o imaginar cómo cambiará vuestra vida, sino a estar abiertos a recibir todo lo venga y lo que implica la llegada de este nuevo ser.

Pero no obstante, a pesar de que sea muy bonita la llegada de un bebé a la familia, puede implicar algunas situaciones como: falta de comunicación, alejamiento de los miembros de la familia, dejadez en el vínculo de la relación, frustración individual, falta de tiempo y cansancio, sensación de soledad, falta de relaciones íntimas, arrepentimiento individual de ser padres, tensiones por la presencia de las familias… Pero, ¿por qué suceden estos desajustes? Los principales motivos son:

  • Dificultades para adoptar tu nuevo rol de madre/padre. Cuando eres madre, además de ser pareja tienes otra responsabilidad.
  • Colocar al bebé en medio de la relación en lugar de frente a vosotros. Normalmente situamos a los niños entre nosotros, en vez de enfrente de nosotros. Esto causaría una desunión del vínculo entre la pareja que a la larga podría acabar en separación.

  • Como dicen, madre sólo hay una. Y el vínculo que desarrolla una madre con su hijo es diferente al del padre. En ocasiones, la persona no gestante se puede sentir apartada, como fuera de lugar en esta situación.

La existencia de problemas anteriores que no han sido resueltos puede ser un problema a la hora de tener un hijo, porque si la relación ya se encontraba desajustada, esto puede ser motivo de posible crisis. 

Imágenes:Vix, El Diario de la Nena. 

  • Escribe un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *