Contorsionismo sexual… ¡Las 6 posturas del Kamasutra solo para acróbatas!

Anima tus noches más sexuales y de paso ponte en forma. Esta noche… toca el kamasutra para acróbatas…

¿Cansada de las mismas posturas?, ¿El sexo te aburre?, ¿No has innovada más allá de la postura del misionero? Ha llegado la hora de dar alegría a tus noches más tórridas. Atrévete a practicar las siguientes posturas.

Eso sí, como requisitos indispensables: flexibilidad, ganas y mucho amor… ¿Preparada?

La amazona

En esta postura, la mujer cabalga sobre su chico. Mientras él se tumba boca arriba con las piernas flexionadas hacia su pecho, la mujer se ‘sienta’ en el pene de su amante, aunque debe hacerlo suavemente. Los muslos de la mujer son los que impulsan el movimiento de la penetración. Es una postura difícil aunque placentera.

La amazonas

El arco

En este caso, se necesita flexibilidad por parte de la mujer que está acostada boca arriba con las piernas flexionadas y apoyando los brazos detrás de los hombros. En el momento de la penetración, la mujer levanta las caderas y las posa encima de las piernas flexionadas del hombre. Es una postura muy placentera pues se consigue una penetración profunda.

El arco

La carretilla

En esta postura la mujer debe tumbarse hacia abajo justo en el borde de la cama con los brazos apoyados, mientra él le sujeta los muslos en el aire iniciando la penetración.

En este caso, mientras la mujer es la que hace más fuerza, el hombre es quien lleva la voz cantante y marca el ritmo del coito.

Postura ideal para sentir sensaciones diversas y un placer máximo.

El arco

La catapulta

El hombre se arrodilla y recibe la vagina de su chica, mientras deja que los glúteos de ella se apoyen en sus muslos. Si quieres sentir un placer más intenso, eleva las caderas para que haya más contacto con el cuerpo del hombre. En este caso, ambos marcáis el ritmo de penetración.

La catapulta

El tornillo

La mujer se acuesta al borde de la cama dejando caer las piernas hacia un costado, y permitiendo que el clítoris se mantenga presionado entre los labios vaginales. Mientras el hombre se arrodilla frente a ella y empieza la penetración. Es una de las posturas que permite un orgasmo de cine.

El tornillo

La provocadora

En esta postura la mujer se acuesta de espaldas con las piernas ligeramente abiertas, mientras él se tiende sobre ella, como si se tratara de la postura del misionero. Ella levanta una pierna hasta encima del pecho del hombre.

La provocadora

Ver más…

Autor: Judit Perez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *