¿Conoces las zonas más erógenas del cuerpo de los hombres?

Una de las claves para disfrutar del sexo es conocer no sólo nuestras zonas erógenas, si no las de nuestra pareja. Cada cuerpo es un mundo, y es importante ir experimentando para descubrir qué zonas le excitan más. De esta forma sabremos cómo volverlo loco en la cama.

Según un estudio realizado por la marca ‘Control’, el 43% de las mujeres entre 25 y 35 años reconocen conocer sus zonas erógenas. Pero cuando se les pregunta por las de su pareja, ya es otra tema: alrededor del 20% asegura conocer a la perfección qué puntos excitan más a su pareja. Conocer bien esos puntos del cuerpo de nuestra pareja es esencial para que la relación sexual sea óptima, en especial durante el juego previo a la penetración.sexo

Está claro que la zona más erógena son los genitales: masajearlos y acariciarlos es todo un regalo para ellos. Es su zona más sensible, y en consecuencia, donde más placer y excitación experimentan. Los testículos acostumbran a ser los gran olvidados en muchas relaciones, así que masajéalos y acaricialos para hacerlo disfrutar como nunca.

La segunda zona más erógena de su cuerpo – y del nuestro también – es el cuello. Las terminaciones nerviosas de la piel del cuello son hipersensibles a los estímulos, y potenciarlo es todo un ejercicio de relajación para nuestro hombre. Estimular las orejas también resulta muy excitante en los hombres, ya sea en el lóbulo o detrás de la oreja. Bésalo allí detrás y observa su reacción.

zonas_erógenas_cuerpo_hombreMasajear el cuero cabelludo es una acción que a Nosotras nos relaja y a ellos los excita muchísimo. Además, resulta muy sexy tener nuestras manos entre su pelo. La parte interna de los muslos es otra zona clave en los hombres. Probad en besarlo en esa zona, bajando lentamente hacia sus genitales pero sin llegar a ellos. Lo oiréis gimiendo de placer. La cara interna es una parte muy sensible de la anatomía masculina, así como en la zona entre el ombligo el pubis.

Hay que tener claro que los hombres reaccionan de una forma muy distinta a Nosotras: ellos se basan en los estímulos visuales y después en otros estímulos sensoriales, como las caricias, los abrazos y los besos. Tampoco hay que ponernos límites a la hora de darle placer. La sexualidad está para experimentar y disfrutar, así que gozad del momento.

Y tú, ¿ya sabes como volverle loco en la cama?

Imágenes: Pinterest

Autor: Liz Claverí

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *