Cómo puede afectar la falta de dinero a la relación de pareja

Una relación de pareja está sostenida por muchos factores: entre otras cosas, por la estabilidad que la propia pareja es capaz de generar en torno a ellos mismos. Dicha estabilidad además de emocional viene fomentada por otros factores como la seguridad laboral y, con ella, el dinero. Analizamos cómo puede afectar la falta de dinero en la relación de pareja.

Lo primero que la falta de dinero puede provocar,  es que aumenten los niveles de estrés de los dos miembros de la pareja, por lo que no es de extrañar que para muchos sea uno de los principales motivos a la hora de perder el deseo sexual. Las preocupaciones que genera la falta de dinero hacen que, de manera inconsciente, el deseo disminuya y la crispación se dispare, lo que acaba provocando problemas en la pareja de diversa índole.

problemas-economicos

En el caso de que la falta de dinero venga provocada por una actitud pasiva de vuestra pareja de cara a buscar empleo y os estéis sintiendo molestos, lo mejor será hablarlo. Aunque es natural que os resulte incómodo hablar de esto será mucho mejor que pongáis las cartas sobre la mesa en este sentido. Escuchad a vuestra pareja e intentar buscar una solución común.

Hacer frente al problema de la falta de liquidez unidos os permitirá permanecer unidos, mientras que si no afrontáis el problema y ni siquiera habláis de él lo único que podéis conseguir es que acabe derivando a algo mucho peor y que vuestra relación llegue a un punto de no retorno. Intentad poner una solución al problema que en ese momento en concreto puede existir y luchar para que se solvente lo antes posible juntos. Sólo así lograréis salvar la situación sin que pase factura en vuestra relación de pareja. Veréis como poco a poco y sobre todo cuando la situación de precariedad pase, esa etapa quedará en un mal recuerdo simplemente.

Imágenes: ehow/lanacion

 

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *