¿Cómo masajear las nalgas?… ¡Aprende a provocar auténticos escalofríos de placer!

A través de las nalgas se pueden provocar un sinfín de sensación de lo más sensuales. Aprende a masajearlas paso a paso.
Los masajes no solo se dan en la espalda, en los pies… existen zonas muy sensibles que desean ser masajeadas para poder provocar escalofríos muy placenteros que recorrerán el cuerpo de la cabeza a los pies.
Acariciar las nalgas y el perineo puede ser el detonante de una explosión sensual de máxima excitación. A continuación, y gracias a las claves que Nicole Bailey desvela en su libro, ‘Masajes Sensuales’, te acercamos al mundo de las caricias más eróticas… ¡Atenta!

Hay a quién le gusta los azotes en el trasero, los pellizcos, los mordiscos… pero ¿A quién no le gustaría sucumbir al placer de un buen masaje erótico en las nalgas?

Antes de empezar:
Como en todo masaje, hay un calentamiento previo que se inicia con una dosis de caricias fugaces y coquetas. Por ejemplo, rozar las nalgas con plumas, con las yemas de los dedos… es un primer contacto que debe ser muy sensual.

Siempres puedes recurrir a tu caja de juguetes eróticos. Pluma morada de Sensualove y pluma naranja con bola de cristal de No es pecado

Empieza el mensaje:

Con la ayuda de un aceite, el roce empieza a ser más intenso. Hay que masajear las nalgas con fuerza, como si se amansara o se presionara.
Aunque las manos son las mejores herramientas, puedes lanzarte a masajear las nalgas con otras partes del cuerpo, como los senos o la boca o porque no… con los pies.

Aceite masaje que se puede lamer con sabor a menta de No es pecado

Para añadir una dosis de morbosidad

Hay quien disfruta recibiendo inesperadas palmaditas en las nalgas. Pueden ser más sutiles, con más fuerza…

Si quieres unas palmaditas dulces coloca las manos encorvadas, pero si quieres ser firme, abre las palmas.

No te olvides del perineo

A quien le guste disfrutar de este tipo de masaje en esta zona, es necesario, antes de todo, untarse las manos con aceite y masajear a través de movimientos largos.

Para provocar sensaciones extremadamente placenteras, se deben dibujar círculos alrededor del ano, un punto en el que se recogen muchas terminaciones nerviosas.

Ver más…

Masaje del punto G femenino… ¡Enséñale cómo se hace!

Masaje oral para él… ¡Paso a paso, déjalo sin aliento!

Masaje al punto G masculino… ¡Dale una lección de placer!

Autor: Judit Perez

Comparte esta noticia en

3 Comentarios

  1. M gusta mucho el sexo anal

  2. Para JOSECITO : Màs bien el estupido eres tù marica

  3. POBRES MUJERES ESTUPIDAS

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *