Baño erótico en jacuzzi, apto para mujeres atrevidas

Bañarse juntos, al igual que ducharse, es una actividad muy excitante e intensa. Compartir algo tan íntimo con nuestra pareja es muy beneficioso para nuestro organismo, así como para nuestra relación de pareja. San Valentín está a la vuelta de la esquina, y seguro que ya estáis empezando a pensar qué prepararle a vuestro hombre para dejarlo sin palabras. Nosotras os proponemos preparar un baño erótico. Si queréis saber cómo hacerlo, Nosotras os lo contamos.

Hay muchas formas de sorprenderlo y excitarlo con un baño. Lo más importante es tener la decoración y los productos que utilizaréis en la bañera preparados. Nosotras recomendamos decorar el baño con velas de forma romántica, así como perfumar la estancia con aromas exóticos.

El ambiente tiene que ser relajado y muy sexy, así que cuidad hasta el último detalle para hacerla una velada picante: música excitante, jabones aromáticos y decoración e iluminación adecuada al momento. Nuestro color predilecto para este tipo de ocasiones es el rojo: podéis sumergir pétalos de rosa en la bañera o rodearla por los bordes a modo de decoración.  Las flores son un elemento muy sensual, en especial las rosas. Si el jacuzzi no dispone de luz propia, preparad velas para conseguir una iluminación cálida.

pareja-baño

Y que no falte la bebida. Compartir un baño sensual con vuestro chico merece ser celebrado, así que no os olvidéis de una botella de vino o champán para disfrutar del momento. Bañaros con él es cosa vuestra: podéis observar cómo lo hace solo o bien acompañarlo y disfrutar al máximo.

Para no parecer bruscas y sorprenderlo al máximo, podéis dejarlo todo preparado para que cuando llegue del trabajo os encuentre en vuestro conjunto más sexy a la luz de las velas. También podéis iluminar el recorrido de la puerta de entrada hacia el baño con velas. Así, cuando entre y te encuentre sumergida entre burbujas, no podrá resistirse a desvestirse al instante. Añadid un poco de música de ambiente y sexy y que el amor haga el resto.

Y vosotras, ¿a qué esperáis para seducirlo en la bañera?

Imágenes: Pinterest, Hotel Jumala

Autor: Liz Claverí

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *