Atrévete con el petting, el sexo sin penetración

El petting es una práctica que consiste en realizar el sexo sin penetración. Se asemeja a los momentos preliminares. sólo que los juegos pueden prolongarse hasta que ambos alcanzáis el máximo placer. Consiste en hacer masajes, sexo oral, masturbación, besos, y todo tipo de caricias, ideales para explorar el cuerpo de la pareja.


Es una práctica que no se aprende en ningún manual, depende de la exploración de cada pareja de su cuerpo y de sus zonas más sensuales. Se desarrolla de manera natural, incrementa la confianza en la pareja y genera un acercamiento espiritual.

Algunas formas de practicar petting

Puede ser una muy buena alternativa anticonceptiva, además de una divertida opción para salir de la rutina en la vida de pareja.
Masajes: Tienen un efecto liberador, que relaja los músculos, elimina tensiones, dejando el cuerpo listo para disfrutar de todas las emociones sensuales. Es muy recomendable utilizar algún aceite esencial de lavanda, patchouli, jazmín, que con sus aromas ayudan a relajarnos más.


Caricias: Acariciar el cuerpo de la pareja de todas las maneras, mimarlo, besarlo. Explorar nuevas zonas, practicar diferente intensidad, todo está permitido menos la penetración. Estar pendiente del otro, preocuparse por lo que le gusta, y lo que le hace sentir placer, darse cuenta que le proporciona más deseo.
Tapar los ojos: Realizarlo con los ojos vendados puede ser más interesante durante el sexo. La sensación de estar indefenso es única, genera placer, utiliza tu imaginación, prueba cosas nuevas.


Hazle caricias con guantes de seda, pasa por su cuerpo una toalla gruesa, o cubos de hielo o calor, todo lo que fomente el deseo, y se sienta diferente a lo cotidiano.
Estimulación genital: Masturba tu pareja o practícale sexo oral, es importante estar pendiente de lo que él te pida y luego tendrás tu turno para hacerlo, y pedirle lo que más te gusta.

Consejos

  • Libérate y disfruta al máximo de esta práctica de sexo sin penetración, algo diferente para salir de la rutina.
  • Conviértelo en una fantasía, realiza intercambio de roles, diviértanse mucho juntos.
  • Comunícate con tu pareja y dile cuáles son tus zonas erógenas, es una buena idea para descubrir nuevos puntos de placer.
  • Recuerden qué es importante que todo se realice lentamente, para el disfrute máximo, ¡el placer no tiene límites!

Imágenes: Relaciones unComo, Tu Guía sexual, Confirmado, Actitud Fem, Glamour Mexico.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *