Aprende a olvidar a aquellos que se olvidaron de ti

Cuando comenzamos una relación amorosa con otra persona, solemos pensar que esa pareja será el hombre de nuestra vida, que el amor durará para siempre y que, como en los cuentos de hadas, seremos felices y comeremos perdices. Pero os diremos algo: los cuentos de hadas por desgracia no existen, solo están en nuestra imaginación, en las películas o en los cuentos infantiles. La cruda realidad es que hay ocasiones en las que la relación con nuestra pareja se rompe, dejándonos el corazón destrozado y haciéndonos sentir muy mal. Por eso, hoy daremos algunos trucos para superar nuestra ruptura amorosa, y así conseguir olvidar a quien ya se ha olvidado de Nosotras.

Lo primero que tenemos que hacer es intentar mantener un pensamiento optimista y positivo. Cuando dejamos una relación, tenemos tendencia a pensar que no podremos vivir sin esa persona. Pero tenemos una noticia, nadie muere de amor por nadie. Así que tenemos que ser optimistas y luchadores y pensar que esa persona no merecía la pena, ni merece nuestras lágrimas. Es hora de empezar a mirar hacia adelante.

olvidar-ex

Por eso es necesario que empecemos a vivir nuestra propia vida cuanto antes. Nada de quedarse encerradas en casa lamentándonos. Debemos salir con nuestros amigos, pasear, reír, bailar y ser felices. Es cierto que quizá los primeros días nos cueste un poco más de trabajo, pero para eso precisamente están nuestros amigos y nuestra familia, con la que podremos desahogarnos para no volver a pensar en esa persona que tanto daño nos ha hecho.

Lo mejor es mantenernos ocupadas todo lo que podamos, ya sea trabajando, haciendo deporte o con nuestros seres queridos, así como coger una rutina propia para no pensar en la rutina que seguíamos con esa persona. De esta forma, poco a poco nos iremos sintiendo mejor y podremos ver que el fin del mundo aún no ha llegado y que nos queda mucho por vivir.

Imagen: Corbis /revista hogar

 

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *