Anorgasmia: cuando tener sexo no es un placer

Seguro que si preguntamos a cualquier persona sobre qué es lo que más placer le produce en la vida, una de las respuestas más repetidas será el sexo. Efectivamente, gracias al sexo podemos experimentar un placer que difícilmente experimentaríamos de otra forma. Sin embargo, hay personas que no pueden sentir el placer del sexo debido a que sufren una patología, la anorgasmia, que suele afectar a un gran número de mujeres -aunque no todas lo saben- y que consiste en la incapacidad de sentir orgasmos, y con ello, incapacidad de sentir placer con el sexo.

La anorgasmia se produce por una falta de conexión entre nuestro cerebro y las propias sensaciones y orgasmos producidos por el sexo. Esta falta de conexión cerebral hace que, aunque nuestro cuerpo sienta placer, nuestro cerebro y nuestra mente sea incapaz de registrarlo. Aunque una de las causas de esta anorgasmia puede ser una lesión genital, lo cierto es que en el mayor de los casos, esta enfermedad está causada por traumas sexuales de diversa índole, maltratos, miedos al acto sexual – ocasionados sobre todo por la educación rígida de algunas personas-, problemas con la pareja así como miedo al rechazo o a perder a la pareja.

anorgasmia

Así, hay diferentes tipos de anorgasmia femenina según el modo y el momento en el que afecte a la mujer. Por ejemplo, la anorgasmia primaria, cuando nunca se ha sentido un orgasmo; secundaria, cuando se ha dejado de sentir en un momento concreto o anorgasmia situacional, cuando solo se llega al orgasmo en algunas situaciones concretas.

Por suerte, no es una enfermedad incurable, pues todo está en la mente. La solución para la anorgasmia femenina suele pasar por superar nuestros traumas, miedos y temores y saber que la sexualidad es algo placentero de lo que no debemos temer ni avergonzarnos.

Imagen: ianwalshaw/sanitas

 

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *