Anorgasmia: ¿Cómo superarla?

La anorgasmia es la incapacidad que experimenta una persona para alcanzar el orgasmo. Es un problema mucho más habitual de lo que creemos, y afecta principalmente a las mujeres. Generalmente suele ser ocasional, si se extiende en el tiempo, puede desembocar en una ausencia de orgasmo crónica y traer mucha frustración en las relaciones de pareja, y en la persona afectada.

Principales causas de la anorgasmia

Según los psicólogos las causas en un 95% de los casos son psicológicas, 5% restante puede deberse a:

  • La ingesta continuada de algún medicamento.
  • Un traumatismo.
  • Una enfermedad.

Las causas psicológicas pueden ser diversas como ser:

  • Condicionamientos culturales
  • Traumas sexuales
  • Falta de información sobre la sexualidad
  • Estrés
  • Alcohol y drogas
  • Angustia o temores
  • Conflictos de pareja
  • Autoestima baja

En cualquiera de los casos tanto psicológicos como fisiológicos, es importante hacer una consulta con un profesional, para tener una guía que nos ayude a mejorar nuestra calidad de vida. Existen algunos métodos para mejorar la vida sexual femenina y aumentar la posibilidad de tener orgasmos. Todo está en nuestro sistema nervioso y en nuestra mente, es esencial romper las barreras y dejar los miedos a un lado, tratar de disfrutar y relajarse.

Consejos que te pueden ayudar si padeces anorgasmia

  • Explora tu cuerpo: Mírate desnuda frente al espejo aprende a amar a tu cuerpo, entra en contacto con tu intimidad. Es la única manera de saber que te gusta, qué zonas son las más sensibles en tu cuerpo, las que te hagan sentir placer, solamente tú puedes descubrirlo.
  • Estimula tus zonas de placer: Toca tus senos, tu clítoris, tu piel sigue con lo que más te gusta. Así sabrás con qué intensidad y dónde. De esa manera podrás orientar a tu pareja, hacia dónde se encuentran tus zonas sensibles, cómo te gusta que te acaricie.

  • Juegos previos: Demora lo más que puedas la penetración, dedicad bastante tiempo a masajear el cuerpo, con aceites esenciales para eso. Hacedlo por turnos. Tú también descubre las zonas de tu pareja, de esa manera también te puedes excitar.
  • Potencia tu imaginación: Puedes ayudarte con literatura erótica, películas, fotos, debes elegir lo que más te puede estimular.

  • Trabaja la trabaja el músculo pubocoxígeo: El orgasmo se manifiesta a través de contracciones rítmicas de los músculos que rodean la vagina. Cuanto más fortalecidos estén, los orgasmos eran más intensos.
    No debemos martirizarnos, tampoco culpar a la pareja, sólo conoce tu cuerpo y pídele a tu pareja, lo que sientas que te haga gozar.

Imágenes: Vanguardia, Hablemos de Sexualidad, La Luna de Arola, SinEmbargo MX.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *