Cómo afrontar una ruptura amorosa viviendo con tu pareja

No importa si sois novios o estáis casados, compartís techo y eso supone un plus de dificultad en una ruptura amorosa, ¿quién se va y quién se queda? ¿Cómo se reparten los objetos que comprasteis juntos? Y aún es peor si hay mascotas de por medio.

Todas estas dudas no hacen más que alargar el proceso y complicar la situación. No importa la razón por la que la relación ha terminado, lo que hay que intentar es hacer las cosas con calma y recordando que os habéis querido, una ruptura amorosa no tiene porqué acabar mal. Te contamos cuáles serían los pasos correctos para que todo acabe bien -y pronto-.

Piénsatelo dos veces. Parece algo obvio pero a veces decidimos cosas por puro capricho y al final acabamos arrepentidos. Si solo necesitas un tiempo contigo misma, dátelo. Es posible que os falte comunicación, en ese caso, hablad y sed sinceros mútuamente, quizá no está todo perdido.

Análisis. No os empeñéis en buscar culpables, la autocrítica y la empatía son esenciales en momentos tan duros. La reflexión viene bien: piensa en qué hicisteis mal, en por qué te enamoraste de él y qué te hizo tomar la decisión de romper.

El reparto. Llegado este momento es importante respirar hondo y tener la cabeza fría. No merece la pena enfadarse por meros objetos, ¿él quiere esa mesa que comprasteis y tu también? No dependas de las cosas. Es obvio que no es cuestión de quedarse sin nada pero analiza la importancia real de ese objeto y expón tus argumentos, hablando se entienda la gente.

¡Un consejo! Si lo que quieres es empezar de 0, es mejor que no lleves contigo muchas cosas que puedan recordarte a tu vida del pasado. ¿Para qué quieres ese sofá que huele a su perfume? Empieza ligera esta nueva etapa y deja atrás lo que no te hace feliz.

Buenas formas. Parece difícil terminar bien después de una ruptura amorosa pero pero sí es posible. La clave está en tener empatía con la otra persona y trataros de manera civilizada. Rrecuerda que no solo os habéis querido, también habéis sido amigos, confidentes y familia… ¿Merece la pena arruinarlo todo?

Distancia. Es posible que después de la ruptura amorosa aún tengáis que convivir un tiempo hasta que os podáis mudar. En ese caso intenta establecer un espacio entre ambos, coincidir lo menos posible y hacer planes por tu cuenta. Si realmente estáis decididos a separaros no hay porque darle más vueltas al asunto, sería sufrir innecesariamente.

¿Cómo llevaría una ruptura amorosa viviendo con tu pareja?

Imágenes: Helpy, Cosmopolitan

 

 

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *