Una buena dieta disminuye los problemas de artritis

La artritis reumatoide es una de las enfermedades que más afectan a mujeres y hombres de toda España. Esta enfermedad que nos provoca rigidez en las articulaciones desde que nos levantamos por la mañana, disminuye nuestra movilidad ya sea para andar, para escribir o para hacer cualquier otro tipo de deporte y que desgasta nuestros huesos haciendo que nuestra salud decaiga a gran velocidad; tiene muchos tratamientos y medicamentos asignados pero, gracias a la tecnología y a los estudios científicos, se ha demostrado que determinadas dietas naturales mejoran tus síntomas.

¿Qué tipo de dietas ayudan a combatir la artritis reumatoide?

Por suerte para todos nosotros y para aquellas personas que sufren la enfermedad de la artritis reumatoide, los científicos encargados de los ensayos, no obligaron a tomar dietas raras.

alimentacion

 

Dieta mediterránea para luchar contra la artritis reumatoide

Hay varios estudios que destacan los beneficios de llevar a cabo una dieta mediterránea, el más reciente es el llevado a cabo por l. Sköldstam en Suecia, estudio titulado: “Estudio de la dieta mediterránea en pacientes con artritis reumatoide” publicado en el The Eular Journal en 2003.

La dieta mediterránea es rica en frutas, verduras y pescados y baja en grasas y carne y, tras someter a un grupo de pacientes a  tres ricos meses de esta dieta tan sana, descubrieron los siguientes beneficios en los enfermos con artritis reumatoide:

  • La rigidez mañanera era de menor intensidad y duración.
  • Mejoró la movilidad articular de los pacientes.
  • Disminuyó la velocidad de avance de la enfermedad.
  • Mejoró el estado de ánimo del paciente.

alimentacion_1

Dieta vegetariana para luchar contra la artritis reumatoide

En este caso, el encargado principal de realizar uno de los últimos y más novedosos estudios de este tema fue John McDougall que publicó en el Journal of Alternative and Complementary Medicine su estudio titulado: “Efectos de las dietas vegetarianas en pacientes con artritis reumatoide”.

En este caso, los pacientes no podían ingerir nada de azúcar, café, gluten, pescado, carne, queso, leche y yogures, entre otros productos. La dieta vegetariana era muy estricta.

Pues resultó que, tras las cuatro primeras semanas, los pacientes comenzaron a notar grandes mejorías tales como las descritas anteriormente y, además:

  • Menor dolor.
  • Menos hinchazón en las articulaciones.
  • Incrementaron la fuerza con la que los pacientes podían agarrar y sujetar objetos.

Las conclusiones de estos y de otros ensayos parecen bastante claras y todo se basa en que los alimentos naturales ayudan a limpiar el organismo y a hacer que este funcione mejor.

Adicionalmente, en ambos estudios y en todos los pacientes, se produjo una reducción de peso con mayores y mejores resultados para los pacientes y se mejoró su estado de salud.

Podéis encontrar más información en este artículo especializado sobre la alimentación y la artritis reumatoide.

Imánges: Pinterest

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *