Mobile porn - Watch porn - free porn - porn - free porn - Porn Movies - HD Sex Porn - HD Sex Porn

Dolor de espalda y lesiones por los tacones

Creo no equivocarme si afirmo que los hombres resultamos algo más prácticos que las mujeres a la hora de calzarnos. No estoy hablando del verano que se avecina y de las unisex y omnipresentes chanclas. Luego les dedicaré unas líneas, a ver si puedo evitar que os las coloquéis en junio y os las quitéis en octubre. De momento, dejadme comenzar por los míticos tacones.

Sé que se ha dicho de todo, incluso sé que estáis más que advertidas sobre las posibles lesiones a las que os exponéis si abusáis de las alturas, pero entiendo que para vosotras -y para nosotros- son adorables.

Os propongo lo siguiente: tacón sí, pero no todo el día y a todas horas. Sí al uso, no al abuso. Y os diré el porqué. La posición en la que obligamos al cuerpo a sostenerse y a moverse, e incluso muchísimas veces correr -os habréis fijado en esas superdeclives de ficción deteniendo a los malos con los stillettos recién afilados…- es absolutamente antinatural.

Nos empeñamos, una vez más, en ir contra natura y el resultado es que los músculos, los ligamentos y la columna se adaptan a una posición incorrecta, dando paso a unos cambios en la cadena cinemática que van desde los pies hasta el cuello, para compensar el apoyo de los tacones.

dolor_de_espalda_tacones
¿Qué ocurre cuándo se lleva siempre zapato alto? Muchas de vosotras habréis escuchado a vuestras abuelas decir que no saben andar sin tacones. Lo que sucede es que el cuerpo se ha acostumbrado a una posición incorrecta y lo que es sano y natural, que es andar sin los zapatos, les provoca dolor.

Para evitarlo, la fórmula mágica es no pasar de los cuatro centímetros. Ya, ya sé, que eso ni es tacón ni es nada. Por lo tanto, combínalos con deportivas, zapato plano, botas, y siempre que puedas descálzate. Además de sentir placer y relajarte, tu espalda lo agradecerá.

Vayamos ahora al otro extremo, donde unos y otras cometemos los mismos errores. Las chanclas fueron diseñadas como calzado para playas y piscinas; se pueden mojar, no necesitan calcetines, se secan enseguida, etc. ¿Pero cuántas veces hemos visto a gente conducir motos en chanclas? ¿O caminar por el asfalto en pleno agosto, montar a caballo y también correr para coger el autobús?

dolor_de_espalda_tacones_2
Qué puedo deciros. Que os arriesgáis a quemaduras, rozaduras, heridas, pero, también a lesiones y a dolor de espalda. Os digo lo mismo. Sí al uso, no al abuso. Si la principal lesión del tacón es el neuroma de Morton, el de las chanclas es la fascitis plantar -la banda que recubre el pie se estira o inflama.

El calzado importa más de lo que pensáis, así que prestad atención a la talla, que el pie esté recogido, tanto por el tacón como por la punta. El primero debe ser ancho, la última redonda. El zapato debe tener una consistencia, no doblarse y sobre todo, si no lo notas cómodo o natural, sacrifica la estética por la salud. Ya sabes lo que realmente importa.

Ata Pouramini

 Ata Pouramini es autor del libro “Tú eres tu medicina”. Es Doctor en Quiropráctica y posee  en Valencia una de las consultas más importantes del mundo . Licenciado en Ciencias  Humanas, es experto en nutrición y orientador.

 

 

 

Imágenes: bienestar.salud180/muscleonline/enterateahora

 

  • Escribe un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *