¿Soy promiscua?… Averigua cuántos hombres son demasiados

La promiscuidad se entiende como el acto de tener relaciones sexuales con varias parejas (independientemente de tu estado civil), pero ¿Cuántas parejas son necesarias para considerar promiscua a una persona?

Promiscuidad es un término que puede variar entre culturas y que ha variado también en la historia.

En la cultura occidental los medios de comunicación masivos presentan una sociedad en la que las prácticas sexuales con diferentes compañeros como en ‘Sex and the City’ o ‘Sensación de vivir’ son vistas como algo que forma parte de la cotidianeidad y se asume como algo normal.

Pareciera que el modelo de hoy, gracias a la ‘liberación femenina’ es acuéstate con todos los que quieras, disfruta, aprende y elige, este nuevo paradigma contraviene con el modelo tradicional anterior en el que no sabías lo que era el sexo hasta la noche de bodas.

Para algunas religiones la promiscuidad es un acto escandaloso ya que éstas valoran el matrimonio y la monogamia. No todas las religiones comparten esta opinión, algunas creencias orientales tienen una visión distinta al sexo e incluso a la prostitución.

Hace un tiempo la compañía de condones Dúrex hizo una encuesta para detectar cuál era la nacionalidad con mayor número de parejas sexuales, los ganadores fueron los turcos quienes cuentan con 14.5 personas en promedio con las que han compartido el acto pasional, los que menos son los hindúes con 3 parejas sexuales a lo largo de su vida.

Sin embargo la India encabeza la lista de gente que practica más sexo en grupo.

Sexo casual en el mundo

El 70% de los noruegos han tenido sexo casual en comparación con el 13% de los habitantes de la India.

Las nuevas tecnologías facilitan el encuentro de parejas sexuales desde casa, por lo que es más sencillo encontrar una persona dispuesta a compartir un momento de contacto físico íntimo sin necesidad de comprometerse a nada, pueden no volverse a llamar o quedar en otras ocasiones con el mismo fin.

Sin embargo, la promiscuidad es una conducta sexual que ha acompañado al ser humano desde que pudo caminar sobre dos pies, en los tiempos antiguos se aceptaba una mayor libertad para estas expresiones, unido al amplio desarrollo de la prostitución y a las costumbres ‘relajadas’ imperantes en aquellos momentos.

Actualmente el término ‘promiscuo’ ha sido eliminado por muchos especialistas ya que lo consideran discriminatorio, por esta razón ha surgido el término de ‘poli amor’. De acuerdo al blog de Antonio Tausiet oficialmente se considera promiscuo a todo aquél que practique el sexo con más de una persona durante seis meses.

Pero ¿A partir de qué número de parejas sexuales uno puede considerarse promiscuo?, ¿Cuántas son ‘Muchas’?, ¿en una semana, o en un año?. La mayor parte de la gente considera como promiscuos a todos aquellos que han tenido más relaciones sexuales que ellos pero ¿existe algún indicador fiable?

Respecto a la promiscuidad el sexólogo Óscar Chávez Lanz, biólogo y sexólogo que preside el Grupo Interdisciplinario de Sexología opina en un artículo de Letra S que la idea de que la monogamia es la única conducta ‘buena’ es la que hace que el término ‘promiscuidad’ sirva para tachar cualquier comportamiento diferente, se ha utilizado como insulto y estigmatiza a quienes son muy proclives a tener muchas parejas sexuales.

En Cuba se hizo un estudio publicado por la Revista Cubana de Higiene y Epidemiología que revela que la práctica sexual con distintos compañeros en un mismo periodo de tiempo puede deberse a diversos factores: el alejamiento de la familia y la inestabilidad o separación de los padres.

Este comportamiento es más común durante la adolescencia, pero algunos la siguen practicando hasta que el cuerpo aguante.

La monogamia es dominante en todo el mundo, pero tener múltiples parejas es más común en los países desarrollados, de acuerdo a una investigación publicada en ‘The Lancet’.

Tú que opinas ¿Cuántas parejas son necesarias para considerar a una persona como promiscua?

Ver Más…

Las posturas del Kamasutra que esonden los defectos… ¡12 maneras de dar rienda suelta a la pasión con la luz encendida!

La hipersexualidad ¡en qué punto se pasa de la fogosidad a la adicción?

Autor: Karina Santillan

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *