Ser un egoísta sano: La clave para la felicidad

shutterstock_222192055

Cada vez que cogemos un avión, las azafatas nos informan sobre como actuar en caso de emergencia. Es curioso como las instrucciones en caso de despresurización en la cabina, instruyen colocarnos la máscara de oxigeno antes que a nuestros acompañantes, incluso en el caso de que estos sean niños o personas mayores. Aunque este ejemplo puede parecer algo irrelevante a simple vista, la moraleja nos hace reflexionar sobre algo que va más allá de la seguridad de aviación. Si no somos felices nosotros mismos, jamás podremos hacer felices a los demás.

Tenemos metido en la cabeza que ser egoísta es la peor cualidad del ser humano. ¿Pero alguna vez has pensado en el verdadero significado de la palabra egoísta? Es cierto, que tenemos que querer a los demás, preocuparnos y ayudarnos entre nosotros, si no sería imposible vivir en armonía. Sin embargo, como la mayoría de las veces la clave está en el equilibrio: si damos demasiado a los demás, acabamos por vaciarnos. Por esa razón tenemos que querernos, mimarnos, pensad en nosotros y nuestras prioridades. En otras palabras: !Practicar el egoísmo sano! Aun que se trata de algo más sencillo de lo que parece, a muchos todavía les cuesta aplicarlo. “El egoísmo sano consiste en respetar las propias necesidades y sentimientos aunque los demás no lo hagan. Sobre todo si los demás no lo hacen”. 

people-girl-selfish-love-heart-mind-735-350

Pero no me malinterpretéis, es totalmente necesario tener en cuenta a los demás, siempre y cuando no nos olvidemos de nosotros mismos. A veces nuestro corazón nos habla y nosotros nos tapamos los oídos. No estamos acostumbrados a eschar a nuestro cuerpo. La mayoría de las veces queremos ayudar en todo lo que podamos, pero lo hacemos de la manera equivocada. Si nos esforzamos en pensar más en nosotros, seremos personas felices y fuertes e inevitablemente contagiaremos nuestra energía positiva a todas las personas que nos rodean. Es un punto a favor para ganar autoestima.

las-claves-para-quererse-a-uno-mismo

Ser egoísta no siempre es algo malo. Es aprender a decidir lo que realmente queremos de la vida, es proclamar nuestro deseo de ser feliz, creer en nuestros sueños y centrarnos en nuestras prioridades. Ser egoísta es hacer lo que queremos hacer sin necesidad de fingir que no lo deseamos. Es ser libres y honestos con nosotros mismos, nuestros valores y creencias. Ser egoísta implica querernos, para poder querer aun más a los demás. No caigas en la trampa fácil y recurrente del egoísmo como cualidad negativa. No podemos solucionar la vida de los demás, si no tenemos la nuestra resuelta. No podemos ayudar a los demás cuando somos nosotros los que necesitamos ayuda. Primero debemos “arreglarnos” a nosotros, para poder “arreglar” a los que nos rodean.

Imágenes: Pinterest

 

 

Más sobre: ego | egocentrismo | salud | salud mental |
  • porno porno Sex izle hd Porno Porno HD Seks porno izle
  • Escribe un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>