Ser amiga de tu ex NO es imposible, ¡entierra el hacha de guerra!

El resentimiento y las ansias de venganza marcan el final de una relación y todo ese amor que habíais compratido se convierte en un cóctel de sentimientos negativos, que dudas que algún día vayas a desaparecer. Sin embargo, superar una ruptura puede abrir las puertas a una amistad.

Los datos son concluyentes, según el Instituto de Política Familiar, en España 3 de cada 4 matrimonios acaban en divorcio, lo que pone de relieve la crisis que vive la institución. Pero el aumento de rupturas no tiene nada que ver con la aceptación y superación de las mismas.

Quien más quién menos ha vivido un desengaño amoroso, una ruptura truculenta cuyas consecuencias son devastadoras:

  • pérdida de fe en las relación y por extensión en el sexo contrario
  • construcción de una barrera emocional
  • aparición de sentimientos negativos como el resentimiento, la culpa, las ansias de venganza…

Tras una ruptura, tu prioridad debe ser reponerte, afrontar tu nueva situación con valentía. Una vez conseguido este paso, estarás preparada para algo que parece imposible: ser amiga de tu ex.

El amor y el resentimiento son sentimientos que requieren de un tiempo de reposición. Son emociones muy potentes capaces de provocar heridas profundas, por tanto, “curarse” de una relación lleva su tiempo. Durante este periodo post-ruptura debes hacer un esfuerzo por intentar reponerte lo antes posible, buscar técnicas que te ayuden a agilizar el proceso. El malestar no desaparecerá por sí solo.

Quedarte con los buenos recuerdos es la mejor forma de salir victoriosa (en cuanto al terreno sentimental) de una separación. Acumular rencor sólo hará que te sientas peor, aunque en la primera fase de superación de una ruptura ayude a reafirmar que “dejarlo” es la mejor opción.

Asume tus errores, pero no mines tu confianza pensando que has fracasado. Getty

Asumir tus errores también ayuda a superar una ruptura. Recuerda que las relaciones son cosa de dos y seguramente, haciendo un balance, encuentres situaciones de las que aprender para que no se repitan en un pasado. De cualquier modo, no te tomes la separación como un fracaso personal, sólo conseguirás minar la confianza en ti misma.

Este podría ser el principio de una serie de normas para olvidar una relación. Desgraciadamente, no existe un manual que ayude a superar los estragos de una ruptura, pero si existiera, todas las normas estarían relacionadas con la comprensión, la tolerancia y el respeto. Todas estas palabras deben sustituir a la venganza.

Con rencor sólo conseguiréis haceros más daño

Con el tiempo, verás como el rencor desaparece y no sólo estarás preparada para abrirte a nuevas relaciones sino para retomar aquellas que dejaste, aunque las veas de otra forma.

Obviamente, el papel de tu ex en la ruptura también influirá en el tiempo que necesites para superarla y en el camino que tomes para hacerla. Aunque parezca imposible, tu odio hacia él no va a durar para siempre y todo habrña sido gracias a tu disposición para olvidar los malos momentos y quedarte con los buenos. Además, si tiene dos dedos de frente, él también se dará cuenta de que estar enfadados sólo es una manera de empeorar una situación que no es agradable para nadie.

Llevaarte bien con tu ex es posible

Ver más…

Vacúnate contra las ‘EX’… ¡Detecta el tipo de virus y ataca!

Claves para hacerle gozar: averigua qué es lo que le excita y…¡ataca!

Autor: Ana Pitarch

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *