Señales que pueden estar alertando de una intolerancia al gluten

En la actualidad, hay muchos casos de celiaquía que, en ocasiones, comienzan con una intolerancia al gluten. En este artículo, te contamos cuáles son algunas de las señales que podrían estar avisando de una intolerancia a esta proteína presente en el trigo, avena, cebada y centeno.

Según estimaciones, más del 90 por ciento de los intolerantes no han sido diagnosticados como corresponde, ya que el desconocimiento de los síntomas o bien, en casos, la falta de ellos, no lo hacen posible. Pues bien, veamos entonces algunas de estas señales a las que habrá que estar atento.

Problemas gastrointestinales: Uno de los síntomas más importantes son los trastornos digestivos e intestinales, que van desde distensión abdominal y gases, hasta diarrea o esteñimiento, o incluso el síndrome del colon irritable. El alivio a estos problemas se encontraría cuando se suprime el consumo de alimentos con gluten.

glutenfree

Fatiga: Otro de los síntomas que pueden aparecer es fatiga: tras ingerir algún alimento con esta proteína se puede sentir más cansancio del normal y experimentar falta de concentración. Si se siente fatiga y debilidad después de comer, puede ser una clara llamada de atención.

Dolor de cabeza: El consumo de gluten en personas con intolerancia puede provocar dolor de cabeza, ya que genera un desequilibrio en los procesos inflamatorios del cuerpo, que afecta la función del sistema nervioso.

Desequilibrios hormonales: El síndrome premenstrual, el síndrome de ovario poliquístico y la infertilidad podrían estar también relacionados con la intolerancia a los alimentos con gluten. Profesionales de salud recomiendan a las pacientes con este problema sustituir las comidas que lo contienen.

mujeres_trabajadoras

 

Problemas en las articulaciones: Como se mencionó, el gluten provoca más inflamación, lo que también afecta las articulaciones que, a menudo, se hinchan y duelen. Las zonas más afectadas suelen ser las manos y las rodillas.

Fibromialgia: Esta afección se caracteriza por la presencia de dolor crónico y por rigidez en músculos y articulaciones. El dolor constante, calambres y parestesias pueden estar también relacionadas.

La queratosis pilaris: La queratosis pilaris o queratosis folicular es un trastorno cutáneo que se caracteriza por la aparición de protuberancias escarpadas, con un ligero color rojo. Esta condición se une a la escasa absorción de la vitamina A y ácidos grasos esenciales, que son provocados por los daños intestinales debido a la prolongada exposición al gluten.

Imágenes: guatesostenible.com, canadianliving.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *