Salud:¡No permitas que tu trabajo te queme!

Estar quemada laboralmente podría llevarte a una depresión

Conocido como el síndrome de “Burnout” es uno de los males modernos pero ¿cómo saber si somos víctimas de él?. Descúbrelo en Nosotras.

Sientes que tu trabajo te chupa todas tus energías pero no en una forma positiva, cada día llegas a casa agotada e irritable, despertar cada día te hace sentir completamente desestimulada y esta sensación lejos de ser pasajera se está convirtiendo en una constante tristeza y depresión. Atención podrías estar “quemada” laboralmente lo que puede afectar tu salud en un dos por tres.

El problema es que el trabajo no es una simple labor que nos permite obtener dinero para vivir, es también el lugar en el que pasamos una parte importante de nuestro día lo que hace que tenga un gran peso en nuestra vida por ello resulta necesario evitar que influya negativamente sobre nosotras.

Pero hay estrategias para conseguir que tu empleo no se convierta en tu enemigo, la primera de ellas es tener una vida social que te permita distraerte y olvidarte de tus labores, si es con los compañeros de trabajo lo mejor es evitar hablar sobre el jefe, los colegas y aquello que justamente quieres dejar a un lado cuando sales. Hacer ejercicio es también una gran forma de drenar el estrés, liberar cargas, combatir la depresión y sentirte de mejor humor.

Además te ayuda a conseguir otra de las claves para no quemarte en el trabajo: dormir bien. No es lo mismo afrontar el día a día con pocas horas de sueño que descansada, este pequeño detalle influye en tu productividad y también en tu positivismo.

Has pequeñas pausas durante las horas de trabajo para estirar las piernas y apartarte por un momento de las tareas que te absorben, tampoco olvides tomarte tu necesaria hora de almuerzo y comer con tranquilidad y sin prisas. Y lo más importante: nada de sobre cargarte de trabajo si sientes que estás llegando al límite y no puedes más delega o habla con tu jefe para conseguir el apoyo de otro colega, las labores de más te pueden hacer colapsar y quemarte por completo.

Si ninguna de estas estrategias funciona y sientes que simplemente odias ir a trabajar entonces lo mejor es que inicies la búsqueda de un nuevo empleo, este tipo de cambios son beneficiosos y pueden favorecer notablemente tu salud cuando has llegado a un punto de no retorno.

Más sobre: laboral | psico | trabajo | vida sana |