Risoterapia, ¿qué beneficios tiene reír mucho?

¿Por qué es bueno reír? La verdad es que este acto que parece tan normal y simple ofrece numerosos beneficios a nuestro organismo, tanto físicos como psicológicos. Entre otras cosas, cuando reímos movemos la columna vertebral, mejoramos la tensión arterial y oxigenamos el cuerpo. Asimismo, cuando reímos segregamos las hormonas de la felicidad: serotonina, dopamina, adrenalina y endorfinas.

risaReírnos nos obliga a hacer de manera inconsciente una buena dosis de ejercicio. De hecho, activamos entre 100 y 400 músculos y en 20 segundos de carcajada sana, se realiza la misma cantidad de ejercicio aeróbico que remando durante 3 minutos. Motivos más que suficientes para reír, pero no los únicos. La risa también nos ofrece otros beneficios fisiológicos, que derivan esencialmente en una sensación física de bienestar global.Pero también nos aporta algo tanto o más importante: felicidad.

En los talleres de risoterapia se trabaja los sentidos para conseguir un estado de felicidad que facilite la risa, en el que se ríe para estar bien. Y no hay nada como reír en compañía: ya sea con la pareja, con las amigas, o con la familia, reír es muy saludable y beneficioso para nuestro cuerpo. Recomendamos levantarnos, de buena mañana, con una sonrisa. Y es que no hay nada más positivo y gratificante que empezar el día con una sonrisa. Está demostrado que el rendimiento en el trabajo es más alto y eficiente. 

risoterapia

Es importante señalar que los expertos distinguen entre dos tipos de risa: la de descarga y la relajada. Con la risa de descarga, nos reímos de aquellas cosas de las que no nos reímos habitualmente, como el dinero o el sexo. La risa relajada es la feliz, amplia y no tan sonora. Demuestra como nos sentimos realmente, aunque se puede trabajar con meditación y técnicas psicológicas.

Necesites o no de una sesión de risoterapia, no dudes de que debes ponerle una sonrisa a tu día a día, si realmente quieres sentirte bien.

¡Reír es saludable!

Imágenes: Pinterest, Huffington Post

Autor: M Dolors Sesplugues

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *