Revelamos los mejores remedios caseros para eliminar cicatrices

La gran mayoría de personas en el mundo tenemos algún tipo de cicatriz, ya sea provocada por una cirugía, por marcas de acné o por un desafortunado accidente. Estas heridas visibles en la piel incomodan a gran parte de la gente que las posee, provocando que gasten una gran cantidad de dinero en productos que resultan no ser eficaces. Nada como los remedios caseros, naturales. Normalmente son los que aportan resultados más buenos.

Nadie quiere tener cicatrices visibles en su piel, todos deseamos borrar esas indeseables marcas que nos generan dolores de cabeza. Además, queremos hacerlo sin que nuestro bolsillo se vea muy afectado, ni nuestra piel. Muchos tratamientos que garantizan la eliminación de las cicatrices acaban empeorando el estado y la apariencia de la piel. Y esto no podemos permitirlo.

Queremos solucionar este problema, así que queremos presentarte algunos remedios caseros que pueden ayudar a atenuar -o incluso hacer desaparecer- las cicatrices que tanto incomodan. 

  • Aloe Vera: Se caracteriza por ser “mano de santo”. Va bien para todo tipo de cicatrices, desde pequeñas marcas causadas por el acné a heridas de accidente. Para aplicarla, debes cortar un poco y raspar la pulpa. Después debes aplicarlo directamente en la cicatriz y dejar que actúe durante una hora aproximadamente. Hazlo unas cuantas veces por semana, cuatro aproximadamente. Queremos añadir que eso depende de la profundidad de la cicatriz. 

 

  • Jugo de limón: Debes limpiar bien la zona de la cicatriz, moja un algodón en el jugo de limón y aplica en la zona. Deja actuar por diez minutos y enjuaga. Ten en cuenta que si utilizas un tratamiento con limón sobre la piel, debes cuidarla muchísimo de la exposición al sol, ya que la combinación de ambos genera manchas en la piel. Realiza este tratamiento sólo en las noches.

 

  • Miel: tiene una gran cantidad de propiedades que hacen que sea el ingrediente más buscado en cosmética. Hace maravillas a la hora de sanar heridas y de atenuar cicatrices. Puedes aplicarla directamente al rostro o hacerte una mascarilla de miel. Bendita miel, benditas abejas. 

  • Aceite de lavanda: debes mezclar 3 gotas de aceite de lavanda con un poco de gel de aloe vera, luego aplícalo todas las noches -activa una alarma para no olvidarte- masajeando durante varios minutos. Será mucho más eficaz si dejas que la mezcla trabaje toda la noche sobre la parte afectada.

 

Imágenes: Pinterest

Autor: Júlia Benach

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. Yo tuve un accidente y sufrí unas quemaduras y con aloe vera me la trataba la enfermera, la batía con aceite de oliva y me la daba en las quemaduras. En una no tengo señal, la otra aún me queda un poco.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *