Reflexología: Descubre sus múltiples beneficios para la salud

La reflexología es una técnica milenaria Oriental que consiste en estimular diferentes puntos de los pies, manos, cara y orejas para aliviar dolencias del cuerpo. La teoría de la reflexología es considerar que estas zonas del cuerpo activan reacciones de tipo reflejo a diferentes órganos y sistemas del cuerpo humano. De este modo, ejerciendo presión sobre la zona adecuada, podemos conseguir beneficios sobre el órgano que deseamos trabajar,  mejorando la salud general y el flujo energético de la persona. El dibujo muestra esta correspondencia:

reflexologia

Si os preguntáis qué dolencias puede tratar la reflexología, os diremos que son muchas y variadas. Desde migrañas, lesiones deportivas o físicas, dolores de espalda, estrés, desequilibrios hormonales, trastornos digestivos -estreñimiento-, artritis, ansiedad, problemas de insomnio, cefaleas tensionales, trastornos menstruales..Incluso puede ayudar en pacientes con asma, diabetes y cáncer.

La reflexología puede practicarse de forma independiente o como puede servir de terapia complementaria a otros tratamientos médicos. Por ejemplo, puede servir como tratamiento post-operatorio o paliativo, ya que mejora la circulación, reduce el dolor, fomenta la relajación y favorece la cicatrización. 

El tratamiento dura entre 40 o 60 minutos. Unos minutos antes, el reflexólogo o terapeuta deberá hacer un diagnóstico del estado de salud del paciente. La terapia se realiza con aceites y lociones especiales ejerciendo presión sobre los diferentes puntos, y puede resultar molesta para algunos pacientes, aunque nunca debe resultar dolorosa. En este caso lo mejor es informar al reflexólogo. reflexologia_podal_1

Después de un tratamiento de reflexología lo más común es sentirse relajado y tranquilo, incluso con sueño. Hay personas que pueden experimentar sensaciones contrarias, como ansiedad o náuseas. Esto también forma parte del proceso de curación y no hay de qué preocuparse. 

Los beneficios de la reflexología son muchos. Es una técnica que reduce los problemas gastrointestinales, estimula la circulación sanguínea y linfática, desintoxica el organismo, es relajante y alivia el estrés, el dolor de contracturas y mejora la calidad del sueño. También es muy efectiva a la hora de reforzar el sistema inmunológico.

Imágenes: Pinterest

 

 

 

 

 

Autor: Clara Martin

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *