Patrones de pensamiento perjudiciales que deberíamos modificar

Cuando las expectativas que creamos en torno a cualquiera de las situaciones que experimentamos en la vida no se ven cumplidas, tenemos la tendencia a pensar que esa decepción, ese fracaso, esa aparente mala suerte ha sido propiciada por elementos, personas o circunstancias ajenas a Nosotras. En la mayoría de los casos, estos pensamientos negativos y pasivos pueden llegar a trastornarnos.

En nuestro subconsciente acumulamos decenas de certezas y “verdades” que se han arraigado por repetición, por experiencia, por condicionamientos y estructuras sociales y que permanecen en silencio en lo más profundo sin que seamos siquiera conscientes que son parte importante de nuestra personalidad. Esas ideas sumergidas son pensamientos pasivos o espontáneos que se manifiestan de una forma sutil y muy alejada de los patrones lógicos de los pensamientos activos. Emergen desde el mundo interior sin pedir permiso y utilizando un lenguaje muy distinto al de la ideas activas y premeditadas.

pensamientosSe muestran, normalmente, en forma de sensaciones, emociones o intuiciones que surgen de forma sorprendente ante determinadas situaciones, provocándonos una percepción positiva o negativa, carente de cualquier razonamiento posible. Nuestra incapacidad de relacionar esa sensación de un modo racional con el acontecimiento ante el que nos enfrentamos, nos conduce en la mayoría de los casos a no prestar ninguna atención, y ese pensamiento o idea espontánea vuelve a sumergirse en lo profundo de nuestro inconsciente.

Nos privamos de ese modo de la capacidad de la originalidad, espontaneidad, de liberar las rutinas estancadas en nuestros comportamientos y, lo que es más importante, establecemos una distancia tremenda con nuestro mundo interior o subconsciente. Esta lejanía nos sume en el desconocimiento profundo de nuestras capacidades y talentos y nos limita en la posibilidad de corregir y transformar patrones de pensamiento que nos están perjudicando.

Aprender a observar y reconocer los pensamientos pasivos cuando surgen es una fórmula útil para empezar a desarrollar nuestro cerebro para que trabaje por completo al servicio de nuestras metas y expectativas.

pensamientosReorientar nuestra atención desarrollando una serie de preguntas internas con la intención de conocer todos los aspectos de ese pensamiento espontáneo nos ayudará a sumergirnos en nuestro subconsciente y aprenderemos a interpretar sus mensajes. Esta capacidad de escucha interior nos proporcionará un mayor conocimiento y nos permitirá cortar de raíz los efectos perjudiciales de determinados patrones de pensamiento, del mismo modo que estimulará nuestro interior sugestivo-creativo para potenciar nuestras probabilidades de éxito.

Imágenes: belleza y alma, centrada en ti, pinterest

Autor: Anabel

Comparte esta noticia en

1 Comentario

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *