Propiedades nutricionales de la manzana

La manzana es considerada un alimento muy completo por sus valores nutricionales y por los importantes beneficios que aportan a nuestro organismo. Son ricas en pectina, polímeros neutros ramificados que ayudan a eliminar toxinas y reducir el colesterol. Poseen una gran cantidad de fibra, además de contar con ácido málico, que resulta un remedio muy bueno para combatir el estreñimiento y mejorar el tránsito intestinal, ayudando en la digestión.

 

 

Propiedades de la manzana

  • Es rica en vitaminas y minerales, el consumo de una manzana diaria previene y cura múltiple dolencias.
  • Reduce los niveles de colesterol y glucosa en sangre gracias a sustancias como pectina y metionina.
  • Funciona como un diurético natural, lo que beneficia a las personas con hipertensión arterial.
  • Ayuda a combatir el insomnio debido a la vitamina B12, presente en sus componentes.
  • Estimula la producción de jugos gástricos, beneficiosos en caso de gastritis y úlceras.
  • Posee antioxidantes como son la catequina y quercetina, que actúan contra los radicales libres causantes del envejecimiento celular.
  • Diurética y depurativa, la manzana es adecuada en afecciones como ácido úrico, gota y tratamiento de enfermedades relacionadas con los riñones.
  • Ideales para las dietas de adelgazamiento. Las manzanas ayudan a eliminar líquidos y toxinas.
  • Ayudan a prevenir las caries por sus propiedades bacteriostáticas. También protege del desarrollo de bacterias nocivas que producen caries o gingivitis.

Los principales valores nutricionales de la manzana por cada 100g son:

Agua 84 g.
• Calorías 59 kcal.
Carbohidratos 15 g.
• Proteínas 0.19 g.
Fibras 2.7 g.
• Lípidos 0,4 g.
Potasio 115 mg.
• Calcio 7 mg.
Fósforo 7 mg.
• Magnesio 5 mg.
Azufre 5 mg.
• Hierro 0,18 mg.
• Vitamina B3 (Niacina) 0, 17 mg.
• Vitamina A 53 U.I.
• Vitamina E 0,4 mg

¿Es mejor ingerirlas con piel o peladas?

Generalmente habría que comerla con la piel, en la que se encuentra la mayor concentración de fibra soluble. De ser así tienen que estar limpias y proceder de cultivos biológicos donde no se haya utilizado pesticida, ni sometido a productos destinados a incrementar su aspecto como ceras, abrillantadores o potenciadores del color.

Si no estamos seguros de su procedencia es más conveniente pelarlas, porque los efectos de los químicos son muy negativos en el organismo, mucho más que los beneficios que pueda aportar el consumo de la piel.

 

Imágenes: dailyaag, AliExpress.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *