Placer rojo en la última noche del año

Todo el mundo quiere comenzar el año del mejor modo posible, con los mejores propósitos y los mejores deseos. Rituales, leyendas… nada de eso, lo mejor es empezar el 2007 con una buena sesión de placer sexual y múltiples orgasmos.

Para despedir el año preparamos una buena cena, una buena decoración en casa, compramos buen vino y buen cava, incluso algún regalo especial, pero lo que no se puede olvidar es la tradicional ropa interior de color rojo. Un tanga sensual, con puntilla es ideal para cualquier mujer y para el sector masculino un ajustado boxer de un rojo bien llamativo.

El rojo es el color de la pasión y tiene muchos efectos reconocidos. Por ejemplo, los efectos fisiológicos que produce el color rojo son: aumento de la presión arterial y aceleración de la circulación sanguínea y el ritmo respiratorio. Se agudizan los sentidos del olfato y del gusto. Las reacciones se vuelven automáticas. Con todos estos efectos es normal que se acelere el pulso durante la noche del 31.

El rojo también despierta los sentidos y las pasiones. Se asocia al poder, a la energía, a la vitalidad y a las emociones de la vida. Estimula la acción, la actividad, el amor, el vigor, el poder creativo. Todas estas virtudes aumentan nuestro apetito sexual y no hay que perder ni un minuto.

Si tienes pareja puedes esperar a que termine la fiesta para dar rienda suelta a vuestra imaginación entre las sábanas o en cualquier otro lugar que os parezca estimulante. Si por el contrario estás soltera lánzate a por todas esta noche. Sé una auténtica, apasionada y disfruta del sexo con ese amigo que tanto te atrae, con el camarero que lleva sirviéndote y sonriéndote toda la noche, con ese ex al que no consigues olvidar… lo importante es decir adiós al 2006 y bienvenido 2007 entre susurros de placer.

Dicen que el sexo alarga la vida, rejuvenece y además da un inmenso placer, ¿conoces alguna manera más tentadora de comenzar un nuevo año? Seguro que no y por eso no debes dejar escapar las últimas horas de este año y convierte tu noche de fin de año en una gran dosis de lujuria envuelta de rojo.

Autor: Tania Martinez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *