Pautas para potenciar la fuerza de voluntad

Cómo potenciar la fuerza de voluntad

La es necesaria para todo: para , para dejar de fumar, para empezar a hacer ejercicio, para levantarse de la cama cuando suena el despertador… Si sois de las que os cuesta esfuerzo hacer lo que os habíais propuesto, desde Nosotras.com queremos daros unas pautas que os ayudarán a potenciar vuestra fuerza de voluntad. ¡Seguro que son de gran ayuda!

Antes de nada, es imposible tener fuerza de voluntad si no tenemos un motivo para actuar o un objetivo que alcanzar. Adelgazar, hacer deporte, llegar a la hora a los sitios, evitar los dulces o tratar mejor a tu pareja. Todo vale. Una vez tengáis el motivo por el que esforzaros, poneros un  objetivo más concreto, una meta. Si decidís que vuestro motivo es , el objetivo podría ser cuántos kilos, por ejemplo. Este objetivo debe ser ambicioso pero sin pasaros. Puede resultar más útil ir completando pequeños objetivos a corto plazo que estableceros la gran meta para dentro de un año.

Una vez tengáis el motivo y el objetivo, sólo os faltará la actitud. Es esencial que estéis motivadas y os mostréis optimistas ante vuestro objetivo. Cada paso que deis será un menos que quede para llegar a vuestra meta. Por este motivo, puede ser útil poneros retos a diario y celebrar vuestras victorias.

Otro hecho importante es que penséis antes de actuar. Es muy importante ser reflexivas. Si os habéis propuesto perder 3 kilos en un mes y os entra el hambre, antes de comeros ese suculento donut pensad qué os aporta, cuáles son las consecuencias e intentad sustituirlo por el alimento adecuado. En este sentido es esencial no actuar por impulsos. Además, puede resultar muy útil pensar en términos de consecuencias, es decir, intentad imaginaros lo que comer ese donut significaría y como de mal os podéis llegar a sentir después.

Aunque queráis llegar rápidamente a vuestro objetivo, es importante no obsesionarse ni machacarse. Tomaros vuestro tiempo y no seáis muy exigentes con vosotras mismas porque sino no conseguiréis vuestro objetivo. Con el tiempo iréis aumentando vuestra fuerza de voluntad y cada mes que pase será más fácil.

Como veis cualquier objetivo que os pongáis sólo depende de vosotras mismas por lo que con un poco de empeño y fuerza de voluntad conseguiréis todo lo que os propongáis.

Imágenes: Corbis