Hechos que jamás deben consentirse en pareja

En una relación de pareja no todo vale. Estamos cansadas de decir que hemos vivido con la alargada sombra de Disney sobre las relaciones de amor, y sobre todo en el prisma femenino. No todo vale, no todo tiene que ser como nos han contado, y desde luego, hay muchas cosas que jamás hay que consentir en pareja. Si no sabes a qué nos referimos, te las explicamos de manera detallada.

 

 

  • No tienes por qué tener relaciones sexuales si no te apetece. El tener una pareja no significa que el sexo deba ser posible cuando uno de los dos quiere y el otro no está cómodo. Si le has dicho que no, es que no. Esto no significa que estés ‘haciéndote la dura’ o la remolona para que te conquiste. No debes consentir que se enfade por tu negativa y muchísimo menos que te obligue a hacer el amor si no te apetece.
  • Que no te deje tu propio espacio. El hecho de estar enamorados no significa renunciar a todo lo que nos gusta por separado. Si tu pareja te impide ser persona, desarrollarte como profesional o llevar a cabo tus aficiones, no te engañes, esa persona no te quiere y no debes consentirle esta falta de respeto.
  • Si te falta al respeto. Y aquí vamos a lo más importante de una pareja: el respeto. De nada sirve quereros mucho si de repente se enfada y te grita, si te menosprecia delante de los demás, si siempre te saca defectos, si jamás valora lo que haces, lo que sientes o lo que deseas. Es algo que no debes consentir.
  • Celos. Los celos jamás están justificados. Esa tontería de si tiene celos es porque te quiere es un mito que hay que destruir. Los celos no son más que inseguridades del otro que proyecta en ti. No se lo consientas.

Imágenes: Pinterest, Gananci

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *