Paracetamol o ibuprofeno: ¿Para qué sirve cada uno?

El paracetamol y el ibuprofeno son analgésicos muy populares que se utilizan para reducir el dolor y la fiebre, son generalmente muy seguros y eficaces si se toman de la manera correcta. Para conseguir una solución rápida y efectiva debemos estar seguros sobre los efectos que tiene cada medicina en nuestro organismo antes de tomarla a ciegas.

 

¿En qué caso se toma ibuprofeno y qué efectos tiene el paracetamol?

Cuando tomar ibuprofeno

  • Pertenece a la clase de medicamentos antiinflamatorios no esteroides, no derivados de la cortisona.
  • Su acción es inhibir la síntesis de prostaglandinas, sustancias responsables de la respuesta inflamatoria y del dolor.
  • Su función tiene efecto analgésico, antiinflamatorio, antitérmico.
  • El médico te lo podrá prescribir para tratar el dolor cuando va acompañado de inflamación y dolor como: dolores musculares, artritis, dolor menstrual, dolor de muelas, encías, anginas.
  • Funciona rápido, teniendo efecto en 30 minutos y puede durar hasta  seis horas.

Contraindicaciones

  • Puede dañar barrera protectora del estómago, es fundamental tomar la dosis correcta. Entre 400 y 600 mg suele ser suficiente, si se ingiere más de 1200 mg en 24 horas aumenta el daño sobre la mucosa gástrica.
  • No debe usarse en personas con úlceras ni con problemas de riñón.
  • Niños no se recomienda su uso antes de los  seis meses.

Cuando tomar paracetamol

  • Este medicamento se utiliza para reducir la fiebre y aliviar el dolor. Es analgésico y antitérmico.
  • Trabaja directamente con los nervios y los receptores en el cerebro para aliviar el dolor, muy eficaz para los dolores de cabeza.
  • También se puede tomar para contusiones, dolores de muelas, quemaduras de sol, y bajar la fiebre.
  • Se puede tomar con otros antibióticos y medicamentos para el resfrío.
  • Es recomendado para el dolor de huesos y malestar general que acompaña a la gripe.

Contraindicaciones

  • El efecto ocurre luego de transcurrido de 45 a 60 minutos después de la primera dosis.
  • El efecto de disminuir la fiebre y el dolor se reduce a cuatro horas en lugar de seis.
  • No tiene las propiedades antiinflamatorias del ibuprofeno por lo que es menos eficaz para reducir el dolor asociado a la inflamación.
  • Las dosis varían entre 500 miligramos y un gramo cada ocho horas.
  • No se debe superar los 3 gramos al día de Paracetamol, para evitar daños hepáticos graves.

 

Ambos medicamentos son seguros si se toman en la dosis correcta y cada uno cumple una función determinada. Es imprescindible acudir al médico para que te recete el más adecuado a tu problema. Recuerden que todos los organismos son diferentes, por lo tanto, la experiencia con el medicamento es individual.

Imágenes: estacióncaseros, Paraloscuriosos.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *