Mobile porn - Watch porn - free porn - porn - free porn - Porn Movies - HD Sex Porn - HD Sex Porn

Para tu felicidad, practica el egoísmo positivo

Estamos buscando constantemente nuestra felicidad en las reacciones de otros y al final no sacamos nada positivo ¿Alguna es más feliz? Exacto, lo que pasa es que desde pequeñas nos enseñan a compartir, a pensar en los demás y a no ser egoístas porque es algo negativo -mientras que dar a los demás es lo que hacen las buenas personas-.

En honor a la verdad hemos de reconocer que no es un mal valor el hecho de querer pensar en el otro y darle o ayudarle siempre que se nos necesite, pero para tener felicidad no sólo hay que estar dispuestos a dar, también tenemos que respetarnos a nosotros y darnos lo que nos debemos. Puede sonar a egoísmo pero la línea entre ser osado y quererse es muy fina y, mal entendida, se lleva al extremo y es entonces cuando nos encontramos con el mal egoísmo.

Según publicaba la revista Proceedings of the National Academy of Sciences: “Nadie que no se quiera a sí mismo puede sentirse satisfecho”. Quizá lo que debamos hacer, a parte de dar a los demás, es comenzar a buscar el equilibrio y cambiar la creencia de que el egoísmo, en su justa medida, no es un mal valor sino algo positivo. Aquí os damos algunos pasos que os ayudarán a poner en práctica este egoísmo positivo y dejar que la felicidad entre en vuestras vidas:

  1. Pregúntate qué quieres en realidad

Hazte todas estas preguntas: qué quiero, qué me gusta, qué necesito, qué me sienta bien, etc. Tu eres la persona más importante de tu vida, no lo olvides. Si te cuidas y atiendes a tus necesidades forjarás una buena autoestima y serás mucho más feliz -pudiendo hacer felices a otros-. No solo tienes que darte lo que necesites, regálate lo que te dé la gana, lo que te apetezca.

  1. Háblate y valórate como quisieras que los demás lo hicieran

Nada de decir: “que mal lo he hecho”, “que tonta”, ni cosas por el estilo, esto son connotaciones negativas que no van a arreglar nada, solo te harán sentir peor. Mejor reconócete los aciertos, háblate de manera bonita y respetuosa y mímate. Respondemos a las etiquetas que nos ponemos así que si te dices que eres buena, ten por seguro que lo serás.

  1. No pierdas tu encanto infantil

Aunque te llamen inmadura, vivir el presente no es de soñadores e irresponsables, es de gente consciente, valiente y creativa, que responde al momento en el que se encuentra de la manera más positiva y sin perder nunca la magia en las cosas. Que no te dé vergüenza preguntar o equivocarte, incluso ilusionarte por las cosas como una niña: estas viva, vive y siente.

  1. Los miedos se eligen y se domestican

Sentir miedo es una manera adaptativa de enfrentarnos a lo nuevo pero todo pasa y se controla, el peligro solo está en nuestra mente. Pasa del miedo a la curiosidad y escoge tus fobias: si te centras en cosas que no te obstaculicen la vida diaria, nada te trabará el camino.

  1. Se tu mejor versión

Como diría Migue Ruíz: da el 100% de tus capacidades siempre, solo así lograrás el mejor resultado -aun que no sea en su totalidad-. No tienes que resignarte si hay algo de ti que no te gusta, una cosa es aceptación y otra resignación. Si algo no te gusta cámbialo, da el 100% y cada vez irás siendo tu mejor versión.

  1. Piensa menos y acertarás

“Las suposiciones nos alejan de la verdad” -decía también Miguel Ruiz en los 4 acuerdos Urano”. Cuando le damos demasiadas vueltas a algo acabamos provocándonos ansiedad y depresión. No hacer suposiciones ni tomarnos las cosas personalmente nos libera de angustia y nos hace libres al escoger nuestros pasos. Nada gira a nuestro alrededor, mejor no pensar tanto y dejar que las cosas sigan su curso. Lo mejor es llenar el pensamiento de mensajes positivos que nos despierten sentimientos agradables. “Lo bueno se atrae y se contagia”.

  1. Adiós al apego

Ya sea con personas o cosas, el apego nos traiciona y nos mantiene dentro de un estado de confort -sea una zona buena o mala-. Nos cuesta cortar hasta con lo que nos hace daño -nos manejamos mejor en un olor que ya conocemos que frente a algo desconocido que no sabemos cuanto dolerá- pero desapegarse puede suponer mejorar- y acaba siendo así siempre- ¿ Qué es lo peor que puede pasar? Si no te sienta bien déjalo ir, no es para ti.

  1. No compitas, comparte

En esta sociedad pasamos demasiado tiempo compitiendo con otros, y muchas veces esa es la raíz de nuestros miedos, los otros. Puedes destacar por tus cualidades y no necesitas luchar contra nadie, tus actos hablarán por ti. Mejor si todos ganamos, ¿no?

No olvides que tu puedes hacer todo esto para tu felicidad, que has venido al mundo para quererte y querer al mundo, y que para ser feliz solo hay que querer serlo, no hay una meta ni una barita mágica.

Imágenes: glamour.mx, elle.es

 

  • Escribe un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *