¡No mates a tu jefe con la grapadora! Consejos para evitar el estrés laboral

El exceso de trabajo, un jefe que no te valora, el mal ambiente laboral con los compañeros, la incompatibilidad con tu vida familiar… no hagas que el estrés pueda contigo ¡Te decimos cómo aliviarlo!

Si sientes que tu vida es un caos permanente a causa del trabajo y que no puedes más, estás estresada. No continúes sin hacer nada ante una situación que poco a poco podrá contigo y aprende a controlarla.
No hace falta ser una ‘superwoman’ para poder con el exceso de
responsabilidades en el trabajo y tener una vida propia al mismo tiempo, tú también puedes hacerlo ¡Te damos algunos consejos para que lo consigas!

Si estás estresada ¡Necesitas desconectar!

Cuando tienes demasiadas responsabilidades es difícil apartar la
mente de lo que te preocupa, pero es necesario. No se trata de ser
irresponsable, sino de hacer una pequeña pausa.

Por ejemplo, si tienes hijos, una buena idea es apuntarte a una actividad artística,
la que tú prefieras. Pintura, baile, fotografía… son actividades que
permiten evadirte por completo y a la vez compartir buenos momentos con
ellos.

Por supuesto para tener tu tiempo también tendrás que aprender a decir ‘no’. Piensa que si no se puede, no se puede, y que cuidar de ti misma también es tu obligación. Pasar un fin de semana en pareja o darte un masaje profesional son pequeños momentos que debes regalarte.

Si el estrés laboral hace que el resto de tu vida sea un desastre…

¿Te sientes completamente desbordada y todo lo que te rodea es un
caos a causa del trabajo? No te preocupes, es sólo cuestión de volver a
ordenarlo y mantenerlo. Por ejemplo, si tu casa es un desastre es
conveniente que busques un hueco para ordenar tu armario o tu
habitación. Esto harás que luego ahorres tiempo y que te sientas más a
gusto y relajada en tu casa.

Y, al igual que ordenas tu armario, ordena tu vida. Aunque a veces romper con todo de golpe parezca la solución a una vida rutinaria y estresante, sólo será tirar por la borda cosas que aprecias pero no tienes tiempo de disfrutar. Planifica mejor y podrás hacerlo.

¿Influye en tu salud física?

Te pasas el día fumando y bebiendo café para estar
despierta y relajada al mismo tiempo ¡Error! Esto lo único que hace es
alterarte más y empeorar tu salud. Evidentemente no lo puedes dejar de
golpe pero, poco a poco, ve disminuyendo la cantidad de café que bebes y plantéate seriamente el dejar de fumar.

Asimismo deberías controlar cualquier ‘adicción’ alimenticia a cualquier cosa que veas que se dispara cuando te estresas. Por ejemplo, si abusas del chocolate cuando no puedes más,
vete a la calle y cómprate un pequeño regalo como unas flores para
estar mejor contigo misma. Disfrutar y sentirte bien es vital para
dejar los malos hábitos.

Además, aunque parezca contradictorio, deberías plantearte hacer una actividad física. Puede que cuando llegues a casa estés muy cansada, pero acostarte con toda esa tensión tampoco es bueno. El ejercicio aliviará tus tensiones por dentro y te hará sentirte mejor. Ya verás que al principio cuesta, pero luego estás más relajada.

¿A punto de estallar? Te damos algunas soluciones

Si tienes demasiadas responsabilidades y realmente no tienes ni un minuto, tienes que aprender a delegar. No
se trata de escaquearte, pero muchas veces pensamos que si algo no lo
hacemos nosotras mismas no se hará bien, y no es así. Convoca una
reunión en tu equipo de trabajo o en tu familia y reparte las tareas
bajo tu supervisión.

Además, si estás en un momento de mucha tensión en el trabajo tómate un pequeño descanso. Cuando vayas a explotar, en vez de tomar café o bebidas con cafeína, ve a la calle y date un paseo de 10 minutos ¡Funciona!

Ver más…

Claves para sentarse delante del ordenador… ¡no te dejes la espalda!

Sentirse bien…¡se nota! Consejos de experta para reforzar tu autoestima

Autor: Maria Ybarra

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *