No eres lo que comes, eres cómo lo comes

¿Cansada de probar miles de dietas? ¿No pierdes lo que deberías a pesar de pasar hambre? Quizás el problema sea que no comes con cabeza. Te damos unos sanos consejos para mejorar las digestiones.

Según los expertos comer muy rápido es una de las mayores causas de la obesidad. Sentarse y comer reposadamente es algo que se está perdiendo por el estilo de vida que llevamos, siempre con prisa y con horarios apretados, comidas ligeras o pesadas en muy poco tiempo y luego digestiones en movimiento.

El cerebro procesa comer rápido con la pérdida de autocontrol en las comidas favoreciendo que se elijan alimentos poco deseables y que engordan más que una comida saludable y en mayor cantidad.

Por otra parte el estilo de vida contribuye a que las comidas se realicen de forma sedentaria, incluso delante de la televisión y muy reposada lo que según el British Medical Journal tiene el mismo efecto psicológico que comer rápido.

Las encuestas indican que el 57% de las mujeres comen hasta estar totalmente saciadas. Los hombres comen mucho más rápido que las mujeres la mitad de los encuestados reconocen que tienen este mal hábito mientras sólo una tercera parte de las féminas dicen tener demasiada prisa a la hora de la comida.

Practica cómodos y sencillos trucos como masticar mucho la comida. Psicológicamente tu organismo pensará que has comido más y te sacias antes. Además masticar veinte veces es muy productivo, además de entretener al cerebro la saliva se pone en marcha y consigue que la digestión empiece antes ayudando a procesar los alimentos.

Después de cada comida hay 20 minutos cruciales en que el estómago empieza a procesar que el alimento que está en el organismo, respétalos con un poco de descanso para favorecer la digestión. No es mala idea reposar después de comer, lo mejor es ver un poco la tele o leer, nada de ejercicios bruscos.

No hables mientras comes, aunque parezca una tontería aumenta la cantidad de aire que aspiras con la comida y hace que la digestión vaya peor.

Ver más…

La dieta del agua… ¡Bebe y baja de peso!

La dietas ANTI-ESTRÍAS… ¡11 alimentos indispensables!

Autor: Ana Belen Pacheco redactora freelance

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *