Migrañas: causas y soluciones no farmacológicas

La migraña es un dolor prevalente, incapacitante y que afecta a millones de personas en todo el mundo. Estos datos nos recuerdan al dolor de espalda, ante el que no sólo no se adoptan políticas de medicina preventiva– educación postural– , sino que continúa tratándose de forma mayoritaria con analgésicos.Con este dolor de cabeza, uno de los 190 tipificados por la Medicina, viene a ocurrir lo mismo. Se convierte en un tortura para quienes lo padecen, la mayoría de ellas mujeres en una altísima proporción: de 4 a 1 en relación a los hombres.

Puede aparecer con vómitos, mareos e incluso fotofobia, de ahí que sea una de las grandes causas de baja laboral. También puede ocurrir que nos ataque en fin de semana, cuando haya cesado la actividad. Esto se debe a los mecanismos que regulan el estrés. Cuando éste cesa disminuyen los niveles de una hormona denominada cortisol , lo que, a su vez, produce el odioso dolor de cabeza.

Otra hormona, la asociada a la felicidad, puede ser, asimismo, motivo de la aparición de la migraña. Me refiero a la serotonina, cuyos bajos niveles propicia tristeza y estados depresivos de diferentes niveles. La medicación que regula los mismos puede ser también la causa de la migraña.

A las hormonas hay que sumar la habitual posibilidad de transmisión genética , pero también otras causas menos conocidas asociadas a la alimentación y al estilo de vida. Por supuesto, resulta obvio que las malas posturas retiradas resultantes de las nuevas formas de trabajar y relacionarnos mediante dispositivos móviles producen dolor; dolor de espalda y también dolor de cabeza. Una vez más, hay que limitar las horas de uso y adoptar las posturas que no impliquen flexión mantenida de las cervicales o mala postura general al sentarnos frente al ordenador.

En cuanto a los alimentos, la histamina, molécula presente en muchos de ellos, provoca la aparición de la migraña, debido a que algunos seres humanos carecen de la enzima necesaria para metabolizarla correctamente. Por lo tanto, una forma de prevenir consiste en informarse de los productos que la contienen. Estos son los más habituales en nuestra dieta:

Gluten. El gluten es la proteína que se encuentra en el trigo. Se deben eliminar pasta, pan, magdalneas, bollería… incluso aunque no lleven gluten porque tienen muchos aditivos y azúcar.

Lácteos. La caseína,  la proteína  de los lácteos, puede ser responsable de desencadenar una migraña.

  • Soja y sus derivados
  • Huevos
  • Plátanos y cítricos
  • Gluotamato monosódico. Muy frecuente en la comida asiática.
  • Chocolate y edulcorantes
  • Vino y café
  • Productos ahumados
  • Levaduras

En cuanto a las soluciones, siempre no farmacológicas si es posible, hemos hablado de tratar de controlar el estrés, de mantener una buena higiene postural, pero también podemos ayudarnos de ciertos elementos  no muy conocidos. 

Suplemento de coenzima Q10

Hay que tomarlo en su forma más reducida que es el ubiquinol. La razón es que muchísima gente que sufre de migrañas tiene una disfunción en la mitocondria ,un órgánulo presente en cada una de nuestras células y que funciona como una pila. Ocurre es que el estrés emocional y físico o los fármacos pueden oxidar y deteriorar las mitocondrias, por eso, tomando ese suplemento lo que estamos haciendo es “cargar las pilas.”

Suplemento de magnesio

Su presentación más pura es el suplemento de vitamina B2. Varios estudios han demostrado su eficacia en altas dosis , con una reducción del dolor de hasta reducir un 50%. Esta cantidad hace necesaria la consulta previa al médico.

 Glicina

Este aminoácido que puede reducir y aliviar los síntomas de la migraña.

Rhodiola

La Rhodolia es una hierba de Siberia que está dando buenos resultados en la gente que sufre de migrañas, pero hay que tener en cuenta que las hierbas pueden interferir con otros fármacos, por lo que se necesita consulta previa al doctor antes de tomarla.

Enzima DAO

Mucha gente que padece migrañas tiene deficiencia de esta enzima Diamino Oxidasa. Si el problema de la migraña es severo, lo recomendable es realizarse la prueba para comprobar sus niveles. De tenerlos bajos, se procedería a la suplementación.

Quiropráctica

Con sesiones de quiropráctica se puede aliviar y bajar la intensidad de las migrañas, puesto que esta técnica relaja la tensión nerviosa y muscular de todo el organismo.Por supuesto, el silencio, la ausencia de dispositivos móviles durante ciertos periodos del día y practicar yoga, pilates o alguna técnica relajante ayudan.

 

 

Ata Pouramini es director de Quiropractic Valencia y autor, entre otros, de “Escuela de la Espalda” y “Tú eres tu medicina”Es orientador en salud, experto en nutrición y uno de los quiroprácticos más reconocidos . Tiene en Valencia una de las consultas más importantes del mundo. Estudió Nutrición en la Oxford Brooks University, es Licenciado en Ciencias Humanas, Master en Ciencias Quiroprácticas, Doctor en Quiropráctica  y miembro de la Asociación Española de Quiropráctica. 

 

Imágenes: Google, La Guía de las Vitaminas

Autor: Ata Pouramini

atprm!6336

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *