Los tres grandes factores de tu bienestar: sueño, dieta y estrés digital

Cambiar de vida a veces depende de cuestiones laborales, sentimentales o de las llamadas tres M del estrés (muerte, matrimonio y mudanza). Hablamos aquí de sucesos en nuestra línea de acontecimientos que no solo descomponen nuestro día a día, sino que, a la par, y según nos enfrentemos a ellos, modifican como nos sentimos y cambian nuestra forma de ser. Todo esto influye en nuestra salud. Pero hay también un efecto de ida y vuelta, es decir, si modifico los hábitos para mejorar mi salud, fomentaré mi bienestar integral. De esa manera me encontraré mejor y más fuerte para enfrentarme a cualquier traspiés, problema o serio revés.

No es muy complicado, se trata de varios aspectos que hemos heredado en nuestra alimentación, en las rutinas del sueño , que junto con otros adoptados de la nueva era digital nos restan salud, tanto en su dimensión física como en la psicológica.

 

 

Lo primero es el sueño. Tenemos que dormir mejor. A veces más, dependiendo de la persona, pero sobre todo mejor. El objetivo es lograr un sueño reparador, que permita al organismo el descanso merecido y también al cerebro realizar su trabajo, almacenando recuerdos y procesando información. Si ponemos obstáculos a estos procesos básicos nos vamos a encontrar mal, física y mentalmente agotados.

Si tienes problemas para dormir, te recomiendo que diseñes tu propia rutina del sueño, realizando las mismas cosas a las mismas horas; acostándote en silencio, con algún aroma que te relaje, en un ambiente silencioso. Es un buen comienzo.

La alimentación, como venimos contando, es clave. Por fin se están dando a nivel internacional e institucionalmente las restricciones necesarias a los productos azucarados, grasos, procesados y, en general, a lo que produce sobrepeso, obesidad y riesgo cardiovascular, pero no olvidemos que también puede llevar a la depresión. Ve poco a poco si te cuesta eliminar el azúcar de tu vida. Al menos redúcelo, pasando sin los dulces y la bollería. Elimina también todo lo que consideres que no es necesario en tu alimentación, como envasados tipo batidos o natillas. Estos productos no te alimentan, solo engordan y producen altibajos en tu bienestar.

Por ultimo, ve quitándole tiempo a tu vida digital. Pasamos minutos, horas y horas en red, enganchados, sin producir nada, solo consumiendo productos muchas veces de dudosa intencionalidad. Quiero decir que no aportan nada y te restan energía y tiempo para hacer deporte y realizar otro tipo de actividades que pueden darte satisfacciones personales, como las artísticas o simplemente, salir con tus amigos.

Ata Pouramini es director de Quiropractic Valencia y autor, entre otros, de Escuela de la Espalda y “Tú eres tu medicina.Es orientador en salud, experto en nutrición y uno de los quiroprácticos más reconocidos . Estudió Nutrición en la Oxford Brooks University, es Licenciado en Ciencias Humanas, Master en Ciencias Quiroprácticas, Doctor en Quiropráctica  y miembro de la Asociación Española de Quiropráctica. 

 

Imágenes: Pinterest, GimnasioEaso

Autor: Ata Pouramini

atprm!6336

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *