Los problemas de sueño afectan a los niños

Todos sabemos que dormir es esencial para la salud, pero muy pocas veces pensamos en las consecuencias que ello puede tener para un niño pequeño. Hay que tener en cuenta que los pequeños que no descansan correctamente por la noche tienen problemas de irritabilidad, somnolencia y concentración. Y esto luego se traduce en horas de sueño que perdemos nosotros también.

Se considera que un niño pequeño debe dormir entre 10 y 11 horas al día, pero esto no es lo habitual. De hecho, la mayoría no llegan a estar más de 9 horas en la cama. Un estudio reciente ha demostrado que los pequeños que duermen estas horas al día están más alerta, regulan sus emociones y se comportan mejor. Los bebés pueden llegar a dormir mucho más, pero la falta de sueño también les afecta. 

niño_duerme_1

Existe un gran número de niños españoles que no duerme lo que debería, especialmente porque no tienen un horario fijo para irse a la cama, y otros muchos hipotecan horas de sueño para ver un programa de televisión, jugar a videojuegos o comunicarse con sus amigos en las redes sociales de Internet.

Una de las peores consecuencias para los niños que no duermen bien, es que baja su rendimiento escolar. Los niños de entre 6 y 7 años que duermen menos horas de las necesarias y tienen hábitos de sueño incorrectos obtienen peores resultados académicos.

Para arreglar este problema, es importante que los padres establezcan un horario fijo para irse a la cama y para levantarse, que los ayuden a relajarse una hora antes de ir a la cama, y que no dejen que tengan televisores u ordenadores en su habitación. A veces, con un detalle simple como un beso de buenas noches, un cuento, un canción o una caricias es suficiente para que el niño se sienta a gusto y duerma las horas necesarias.

Imágenes: Pinterest

Autor: M Dolors Sesplugues

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *