Los mensajes de texto pueden afectar nuestra salud

Los chats y la mensajería de texto se han convertido en una de las formas más primarias de comunicarnos, sobretodo para felicitar la Navidad. Pero su uso -y abuso- pueden tener consecuencias sobre nuestra espalda. Nosotras te explicamos el porqué.

A veces vamos tan concentradas en lo que ocurre en nuestros ‘telefonitos’ que no somos capaces ni siquiera de mirar hacia adelante cuando caminamos. Esto no solo ha ocasionado unos cuantos accidentes, sino que además puede afectar la salud de la espalda de forma importante.

Esto revela un estudio realizado por Surgical Technology International a cargo del cirujano Kenneth Hansraj, en el que se demuestra que realizar el movimiento de bajar nuestra cabeza para revisar el móvil con frecuencia hace que nuestras cervicales carguen con un peso aproximado de entre 12 y 27 kilos tantas veces al día como momentos dedicamos a revisar el teléfono, chatear o consultar las redes sociales.

En promedio nuestra cabeza pesa entre 4 y 5 kilos, a medida que la vamos bajando este peso puede ir aumentando según los grados de inclinación, variando así entre 12 kilos y ascendiendo hasta 27, ¡un gran peso sobre nuestros hombros! Este hábito indudablemente puede afectar la salud de la espalda, haciendo que las cervicales se carguen y pudiendo generar lesiones y molestias a mediano plazo.

Como queda claro que no dejaremos de usar el móvil, Hansraj recomienda que en lugar de inclinar la cabeza para revisarlo subamos el teléfono hasta alinearlo a un punto en el que no debamos inclinar la cabeza, de esta forma conseguiremos mitigar el impacto de este hábito sin afectar nuestra salud.

Este estudio revela una vez más que el uso abusivo de la tecnología también tiene sus consecuencias sobre nuestra salud, por lo que nada como olvidarnos por un momento del móvil para vivir mucho más tranquilas y llenas de bienestar. ¿Podrás?

Imagen: Topmail

Autor: Debora De Sa

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *