Los imprescindibles que no pueden faltar en tu nevera

Uno de los grandes retos cuando te independizas es el de llenar la nevera, o tratar de hacerlo de la mejor manera posible. ¿Tienes una lista básica de alimentos para llenarla? Deberías. Se acabó lo de ir a comprar y coger lo primero que veas. Vamos a dejar de lado esos alimentos que parecen útiles de entrada, pero que no lo son. Hay que dedicar un buen rato a la compra diaria e ir con una lista de imprescindibles. Y si encima esos alimentos son saludables y a la vez te saquen de más de un apuro, mejor. Olvida esa comida precocinada que tanto abunda hoy en día y, empieza a comer bien y a organizar tu nevera.

Queremos proponerte una serie de alimentos para añadir a tu nevera a partir de ahora. Y que no pueden faltar. Hay que entrenar nuestra mente para comprar cosas útiles para el día a día. Fin a la costumbre de vivir fuera de casa y basar nuestra alimentación diaria en: pasta, pollo y ensalada. Bien por unos días, no para siempre. Hay que adquirir productos que no sean difíciles de cocinar y que nos puedan alimentar durante toda la semana, ya que el tiempo escasea. Y más si haces mil cosas a lo largo del día.

 

 

Es importante tener los elementos básicos a mano, esos que siempre nos van a sacar de apuros en momentos de crisis existenciales. Te proponemos una lista de alimentos necesarios que deberías incluir siempre en tu lista de la compra:

  • Pollo: cortadito en filetes, así lo puedes congelar e ir sacándolo en función de tus necesidades.
  • Lechuga y tomates: siempre es bueno tenerlos a mano. Más vale ensalada casera en mano, que plato precocinado.
  • Huevos: una tortilla a tiempo siempre nos puede salvar. Los huevos no se ponen malos y la verdad es que sirven para mucho.
  • Patatas: un kilo, por lo menos.
  • Latas de atún: duran eternamente y eso es algo que hay que tener, sí o sí.
  • Pan: tener un poquito de pan congelado es obligatorio.
  • Arroz y/o pasta: acompañado de algunos botes de salsa para acompañar los platos riquísimos que te hagas. Autoestima bien alta.
  • Leche: un buen vasito de leche por las mañanas o unos cereales para empezar bien el día.
  • Café o Té: para tomarlo por las mañanas para activarte o antes de irte a dormir para relajar la mente con un buen té.
  • Fruta: tienes prisa y no sabes qué comer o llevarte, la fruta es la solución. ¡Siempre cógela a granel y de temporada!
  • Frutos secos: son muy energéticos y encima rápidos de comer. Y no hace falta cocinarlos. ¡Chapó!
  • Yogures naturales: otros básicos más que necesarios. Deberían ser un must indiscutible en tu nevera.

No olvides preparar tuppers de comida para poder organizar tu alimentación semanal y no tener que prepararlo día a día. Guárdalos en la nevera para que se conserven y, sobretodo, no los olvides. Que no se te caduque la comida. Un par de botellas de agua en la nevera o fuera de ella tampoco deben faltar nunca.

Y a falta de información, consúltalo con tu madre, tu padre o tu abuela, no hay nada relacionado con la comida que ellas no sepan.

 

Imágenes: Pinterest 

Autor: Júlia Benach

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *