Lentejas a la riojana, cuchareo para el otoño

Durante los días de otoño hace más frío y apetecen los alimentos calientes y de cuchareo. Uno de los platos favoritos son las lentejas a la riojana que son un plato típico de esta época. Además de entrar en calor, es un alimento muy nutritivo, ideal para que cada una de Nosotras esté más fuerte. A continuación te dejamos esta deliciosa receta:

Ingredientes:

  • Medio kilo de lentejas

  • Chorizo

  • Un tomate natural que esté maduro

  • Cebollas, bastará con un par de ellas

  • Una zanahoria

  • Un par de dientes de ajo

  • Un trozo de tocino

  • Pimentón

  • Una rebanada de pan frito

  • Aceite de oliva

Preparación:

  • Lo primero que tenemos que hacer antes de comenzar a preparar nuestras lentejas a la riojana es ponerlas en remojo unas horas antes de ponernos a cocinar. Lo ideal es ponerlas en remojo la noche anterior. De esta manera, sacando las lentejas del remojo justo antes de cocinarlas estarán mucho más tiernas después. Esto se hace también para asegurarnos de que no quede ningun rastro de arena o tierra en nuestras lentejas.

  • Una vez que nos vayamos a poner a cocinar, lo primero que tenemos que hacer es poner agua en una olla y ponerla a fuego lento. Luego añadimos nuestras lentejas y también la cebolla picada, pelada y partida en varios trozos que no sean demasiado pequeños. Añadimos también la zanahoria y el ajo. También podemos añadir una hoja de laurel para darle sabor.

  • Cuando comience a hervir, lo dejamos a fuego lento durante un tiempo aproximado de una hora. Pasado ese tiempo, comprobamos si las lentejas están tiernas y a nuestro gusto. En caso contrario, podemos dejarlas a fuego unos minutos más.

  • Mientras que tenemos las lentejas al fuego, cogemos una sartén y le echamos un poco de aceite. Ahí freiremos el chorizo cortado a rodajas y el tocino cortado en trozos más pequeños. Una vez que estén dorados, añadimos un poco de cebolla picada y un poco de pimentón. Removemos un poco para que coja sabor y lo añadimos a la olla de las lentejas.

  • Por otra parte, machacamos un diente de ajo con ayuda de un mortero, y le añadimos sal, perejil y un poco de pan frito. Una vez triturado, le añadimos un poco de caldo procedente de la cocción. Removemos un poco y lo añadimos también a la olla. Esperamos hasta que todo esté listo y podremos servir y comer.

Imagen:

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *