Las várices: qué las provoca y cómo prevenirlas… ¡No escondas tus piernas!

Es muy molesto toparte con esas extrañas arañitas de color morado en tus piernas, detrás de las rodillas, en los muslos o en el lugar menos indicado de nuestras extremidades inferiores, más allá del perjuicio estético son una señal inequívoca de que tenemos problemas circulatorios.

Cuando llegamos a ver una venita que se dibuja debajo de nuestra piel quisieramos que existiera un borrador mágico que acabara con ellas y aunque ese utensilio no se ha inventado, existen una serie de prácticas a las que podemos recurrir para atenuarlas, prevenirlas o eliminarlas.

De acuerdo a datos proporcionados por la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética (SEMCC), un 20% de los españoles adultos padecen de mala circulación en las piernas. En los hombres ésta se puede deber a un estilo de vida sedentario y los malos hábitos alimenticios, en el caso de las mujeres al uso de ropa ajustada y tacones pronunciados.

Las varices son la enfermedad vascular más frecuente en las consultas de Medicina y Cirugía Cosmética. Si notas que en tus piernas comienzan a aparecer estas molestas venitas, es recomendables que acudas con un especialista ya que en un futuro podrían convertirse en flebitis (inflamación de la vena), trombosis o úlceras (lesiones en la piel dolorosas).

Si has notado pesadez en tus piernas, calambres, picores e incluso fuertes dolores, tal vez no sean producto simplemente de un día ajetreado, sino síntomas de problemas circulatorios. En el mundo una de cada diez personas las padece.

Imagina que tus venas son una tubería y por ellas llega la sangre a tu cuerpo, cuando esas tuberías se ‘atascan’ la sangre se estanca y ensancha las tuberías hasta que se hacen más grandes, este problema va creciendo de forma gradual, comienzan como unas inestéticas arañitas moradas, que al pasar de los años pueden comenzar a sangrar (varicorragia) y lo más grave, desencadenar en una trombosis cuando la vena se tapa (tromboflebitis).

Aunque genéticamente existen personas más predispuestas que otras a padecer de ellas, cualquiera puede poner en práctica estos útiles consejos para prevenir su aparición.

¿Qué es lo que NO debes hacer?

Lo que NO debemos hacer

Estar mucho tiempo sentado con las piernas cruzadas. Permanecer de pie sin moverse tampoco es aconsejable.

Llevar ropa demasiado apretada. Las ligas, faldas, cinturones e incluso zapatos no deben de ponerle trabas a la circulación de la sangre.

Estar en ambientes que expongan las piernas a un calor excesivo. Así, hay que evitar tomar mucho el sol y los ambientes húmedos y calurosos. Se puede tomar el sol, pero siempre que las piernas no estén acaloradas. Es aconsejable entrar y salir frecuentemente del agua para refrescarse. Broncearemos igual nuestra piel y evitaremos muchos problemas. Hay que tener en cuenta que normalmente los niños están más morenos que las madres y permanecen casi todo el tiempo dentro del agua.

Llevar una dieta con exceso de grasas, dulces y sal. Tomar alcohol, café o té en exceso.

¿Cuáles son las medidas de prevención?

Medidas de Prevención

Cuando te sientes coloca las piernas en alto. Si te tiendes en la cama, es mejor que las piernas estén un poco más elevadas que el corazón.

Practica deportes al aire libre. Lo mejor es caminar, la carrera suave (jogging), la natación y la bicicleta. Un consejo, haz tus desplazamientos cortos andando y sube las escaleras a pie.

Evita exponerte al sol mucho tiempo y si lo haces, procura moverte de vez en cuando y refrescar la temperatura de tus piernas.

En la web de todovarices recomiendan darte un masaje friccionando suavemente las piernas de abajo a arriba con movimientos suaves y circulares, bajo una presión moderada. Fricciona los costados del pie con ambas manos a la vez y pasa después los nudillos por la planta del pie. Luego masajea la zona de la tibia hasta llegar al muslo.

Beber mucha agua, para favorecer la filtración renal; controlar que la diuresis -cantidad de orina- se corresponda con el volumen de líquidos ingeridos.

Una alimentación con un alto contenido en vitamina B, presente en cereales integrales y germen de trigo, y libre de grasas animales, ayuda a prevenir los problemas circulatorios. Claro que tampoco nos podemos olvidar de los beneficios de la vitamina C, presente especialmente en el jugo de los cítricos. Todo ello nos lleva a concluir que la dieta Mediterránea es la más adecuada.

¿Cómo prevenir las várices?

No usar un calzado de tacón pronunciado o demasiado plano porque dificulta la actuación de los gemelos, los músculos de las piernas responsables del bombeo de la sangre.

La Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética (SEMCC) recomienda utilizar pantys, medias o calcetines de compresión, sobre todo si existen factores de riesgo. En la actualidad, su aspecto, textura y colorido es muy cuidado.

En la web de lindísima encontré unos ejercicios que nos ayudan a mejorar la circulación y a evitar várices y calambres, lo mejor es que los puedes practicar en casa y en el trabajo ¿Quieres conocerlos?

Ejercicios para evitar várices y calambres

1- Acostada en el piso boca arriba, alza las piernas y realiza el clásico movimiento de la bicicleta. Repite 10 rotaciones, descansa y realiza tres series más.

2- Acostada en el piso boca arriba, alza las piernas un poco y realiza movimientos de tijera (cruzando las piernas) haz 10, descansa y repite dos veces más.

3- En la oficina: Sentada en una silla extiende las piernas y ve girando el tobillo sobre su propio eje, respira y repite el ejercicio 2 veces más.

4- Sentada en tu silla sin zapatos mueve los dedos de los pies.

5- Lleva una bola de tenis o golf a la oficina. Sin zapatos, pon la bola en el piso y con el pie muévela para atrás y delante. Esto te dará masaje en la planta del pie.

Se cree que las siguientes hierbas ayudan a mejorar la circulación: ginko biloba, jengibre, pimienta cayene, ginseng, diente de león, ajo y otros. El consumo de ácidos grasos omega 3 como la linaza o el aceite de pescado y los pescados grasos como el salmón y sardinas también ayuda porque mantienen las arterias limpias de depósitos.

Cuida tu salud y belleza de tus piernas.

Ver Más…

El optimismo es tu mejor aliado para plantar cara al otoño

Los colores de la suerte? ¡Para una cita, una entrevista de trabajo, un examen…!

Autor: Karina Santillan

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *