Las repercusiones del estado anímico sobre la salud

Aunque sabemos que no siempre es fácil, desde Nosotras.com queremos que mantengáis el ánimo bien arriba. Que seáis capaces de darle la vuelta a la situación más complicada y que afrontéis las dificultades con la actitud más positiva que podáis. Para lograrlo, debéis apuntaros las cinco claves de motivación que os brindamos hace unas semanas (fijar objetivos o hacer deporte, entre ellas), las 15 frases que os facilitamos para no caer en el desánimo y los nuevos razonamientos que os ofreceremos hoy.

En este caso, están relacionados con la salud y en cómo afecta el estado anímico sobre nuestro organismo. Aunque, obviamente, la visión positiva ante un problema no lo solucionará, sí que evitará que caigamos en la depresión, la ansiedad o la tristeza reiterada, respuestas emocionales que disminuyen la respuesta inmunitaria de nuestro cuerpo y que facilitan la aparición de herpes, jaquecas, desórdenes del sueño o contracturas musculares.

Así nos lo ha explicado Ata Pouramini, un orientador de salud y quiropráctico con consulta en Valencia, que asegura que, por ejemplo, muchos de los problemas de columna que sufren sus pacientes tienen un origen emocional. “El estrés afecta a los músculos que recubren la columna que, cuando se contraen, provocan desplazamientos ligeros en las vértebras. Estas subluxaciones pueden irritar un nervio y esta irritación, a su vez, causar un sinfín de síntomas como jaquecas, vértigos, hormigueo y adormecimientos en las manos, lumbalgias, ciática…”, señala Poruamini.

Este caso concreto no hace más que recordarnos, nuevamente, la importancia de mantener la moral arriba y de afrontar los problemas con fuerza y valentía. Ya lo decía Ramón y Cajal: “Todo hombre puede ser, si se lo propone, escultor de su propio cerebro“. El cambio está en Nosotras mismas.

Autor: Elena Fernández

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *