Cómo controlar las rabietas de los dos años

En torno a los dos años, los niños aprenden lo que es una rabieta y lo que sacan con ellas. Por ello, es muy importante que los padres sepan cómo manejarlas. Nosotras os damos consejos para saber controlar las rabietas de vuestros hijos.  

Una rabieta consiste en un cabreo de un niño. Puede patalear, gritar, o incluso, intentar ‘pegarte’. Cuando hacen esto es que quieren conseguir algo. Muchos padres les dan lo que quieren para no ver a su hijo tan cabreado. Sin embargo, esto puede ser un peligro ya que los estamos consintiendo y educando de esa manera. No debéis preocuparos ya que las rabietas son etapas pasajeras en los niños. A esta edad aún no toleran la frustración y les resulta complicado comprender que no pueden tener siempre lo que quieren. Si además tampoco son capaces de verbalizar lo que desean, el resultado es la fórmula ideal para que tenga lugar la rabieta.

rabietasLas rabietas son pasajeras por lo que no debes preocuparte demasiado, sólo intentar que sean las menos posibles. No hay que darle lo que quiere siempre que lo pida. Debemos mantenernos firmes. Deben ser los padres los que controlen la situación y no sus hijos. Hay que explicar a nuestro hijo porqué le denegamos lo que quiere: aunque pensemos que no va a entenderlo, los niños son muy inteligentes. 

Responder con una rabieta es una forma de fomentarlas, así que es muy importante no permanecer enfadados con él eternamente. Es aconsejable calmarlo y hacerle entender que no puede ser, solo hay una opción: intentar conseguir que salga de ese estado y hacer que nos escuche. Nosotras hemos de saber manejar la situación y evitar que las rabietas de nuestros niños se conviertan en algo habitual. Además, es importante saber manejarlas con tranquilidad

¿Ya sabes como controlar sus rabietas?

Imágenes: mamitips

Autor: Sara Sánchez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *