Las mejores semillas a incorporar en la dieta

Las semillas aportan gran cantidad de fibras, minerales, vitaminas, y grasas saludables para el organismo. Por eso son perfectas para incorporarlas en nuestra alimentación diaria, de esa manera lograremos una dieta equilibrada. Además, aportan muchos beneficios para el organismo ya que la mayoría son fuentes de vitamina B, E, calcio, fósforo, potasio, y hierro. También son excelentes aliadas a la hora de perder peso, ya que tardan en digerirse y producen gran estado de saciedad.

Semillas recomendadas para incorporar a la dieta cotidiana

Lino: Regula la hipertensión, el colesterol, y reduce el riesgo de padecer problemas relacionados con el hígado. Son una excelente fuente de fibra, posee cantidades de polifenoles y ácido linoleico, que ayudan a regular la producción hormonal del organismo fundamental en mujeres durante el periodo menstrual o la menopausia.

Sésamo: Es una de las especies más antiguas que existen en el mundo. Son muy utilizadas en gastronomía y tienen una asombrosa fuente de beneficios para la salud. Son ricas en minerales como: magnesio, hierro, potasio, calcio, zinc, manganeso, vitamina B, y fibra. Por su gran contenido de minerales fortalecen los huesos,  y ayudan a estabilizar los niveles de azúcar y sodio en sangre.


Quinoa: Son originarias de América del Sur, han alcanzado mucha popularidad en los últimos tiempos fuera del continente sudamericano por sus grandes propiedades. Contienen: fósforo, hierro, son fuente de proteínas, fibras, y aminoácidos esenciales. Ayudan al organismo a eliminar toxinas y a depurarlo por estar compuestas por gran fuente de fibras, por lo tanto son muy recomendables para las personas que quieren perder peso.


Amaranto: Son muy nutritivas, contienen antioxidantes y una gran concentración de ácido fólico. Son bajas en grasas y tienen gran cantidad de proteínas vegetales. Ayudan a mantener en buen estado el sistema nervioso central, y tienen propiedades anticancerígenas por su gran poder antioxidante.

¿Cómo se pueden consumir las semillas?

Pueden ser incorporadas en una gran variedad de preparaciones, también crudas y en algunos casos se pueden preparar infusiones.

  • Cocidas, como guarnición.
  • En ensaladas, para agregar proteína.
  • En batidos frutales.
  • En panes y galletas horneadas.
  • Yogures.
  • Sopas.
  • Las semillas de lino se pueden poner en remojo, y tomar esa agua que favorece el tránsito intestinal.

Es muy bueno incorporar las semillas a nuestra dieta diaria, de esa manera tendríamos todos los nutrientes, vitaminas, y minerales necesarios para tener una alimentación realmente equilibrada.

Imágenes: farmiflavor, Botanical-online, Irene Salinas, SlidePlayer.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *