¿Son las hierbas aromáticas superalimentos?

Mucho hemos oído hablar sobre los superalimentos, productos que han llegado a nuestras vidas sin esperarlo y que han pasado a formar parte de la lista de imprescindibles de nuestra cocina.

Y ahora, las hierbas aromáticas, frescas y no en especias, empiezan a surgir como superalimentos gracias a sus múltiples beneficios para el cuerpo humano. Se suelen usar frescas y no necesitan procesamiento. Te hablamos de algunas de estas hierbas y como sacarles partido.

Albahaca

Es un remedio natural, y muy efectivo, contra el acné ya que tiene propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antisépticas. ¿Cómo? Hazte un tónico a base de infusión fría de albahaca.

Un gran aliado contra la caspa, licua las hojas con aceite de coco y masajea la zona, deja actuar diez minutos y aclara. Y también para las picaduras de mosquito, aplica o restriega las hojas encima de las picaduras y te aliviará.

Tomillo

Esta hierba aromática tiene propiedades desinfectantes, antioxidantes, antiespasmódicas y cicatrizantes. Contiene vitamina C, cobre, hierro y manganeso.

Puede ayudar a mejorar el estado de ánimo gracias a su alto contenido en B6. La infusión concentrada de tomillo previene problemas bucales como piorrea u otras infecciones.

Ortiga

Tiene una gran capacidad antialérgica ya que bloquea los receptores histamínicos. Se suele usar en forma de aceite aplicado en muñecas, clavículas y otros puntos activos.

La ortiga es antiinflamatoria y analgésica y se usa mucho en problemas articulares. Y lo mejor, ayuda a eliminar toxinas por lo que tiene un alto poder depurativo y diurético, se puede tomar después de ser cocida y ayuda a disminuir la tensión arterial.

Perejil

¡Es todo un superalimento! Su contenido en vitamina C le da la capacidad de ser antioxidante y diurético. La vitamina K mejora el problema de coagulación de la sangre por lo que es de gran ayuda para los dolores menstruales y es un buen regulador hormonal en la menopausia.

Contiene calcio, potasio, hierro, boro y flúor. Tiene un alto contenido en fibra y en clorofila, que es antiséptica y depurativa.

¿Cómo? Cuécelo y usa ese agua a modo de infusión. También puedes usarlo para disminuir las ojeras aplicando el agua de cocción en un algodón y aplicándolo en los ojos. Y, por último, puedes mascar las hojas de perejil para disminuir problemas de flatulencias y mal aliento.

 

Imágenes: Full músculo, La prensa.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *