Mobile porn - Watch porn - free porn - porn - free porn - Porn Movies - HD Sex Porn - HD Sex Porn

Descubre las bondades de los higos para tu salud

Los higos son una de las frutas con más mala reputación en cuanto a dieta se refiere. Tenemos muy mal posicionada a esta fruta ‘de los filósofos’ y en realidad la multitud de beneficios nutricionales que aportan hacen que las calorías sean solo un mal menor. 

No importa de la variedad de higos de la que estemos hablando, tened en cuenta que existen hasta 750. Estamos frente a una fruta llena de virtudes y que solemos rechazar por su aporte calórico. Para acabar con los mitos que están dejando a un lado los higos, te contamos cuáles son las bondades que te estabas perdiendo y que no vas a querer dejar escapar: 

Estas son las 6 bondades de los higos

  • Gran fuente de energía: Los higos contienen una gran dosis de hidratos de carbono y por tanto su aporte energético es indiscutible. Los hidratos de carbono son esenciales para el sistema nervioso y las células sanguíneas por lo que eliminarlo de las dietas nunca es una buena opción, incluso si lo que buscamos es perder peso -existen horas y formas de tomarlos-. Lo bueno del hidrato de carbono de los higos es que no se consume hasta pasado un rato, se mantiene en el hígado y en los músculos y va liberando energía poco a poco. Además, nos ayuda a recuperarnos después de un entrenamiento por eso se recomienda tomar dos o tres higos antes de entrenar.
  • Su carotenoide repara las mucosas: Es muy pequeña la cantidad de carotenoide – provitamina A – que contienen los higos, pero la suficiente como para ayudar en la reparación de las mucosas, tanto por dentro – intestinos, esófago o estómago – como por fuera. Es también beneficiosa para la salud ocular, para prevenirnos contra las infecciones y para mejorar nuestro estado de los huesos y nuestra piel. 

  • El mejor laxante: Los higos son una de las mejores curas contra el estreñimiento. Aportan gran cantidad de fibra soluble, capaz de captar el agua y aumentar su volumen en el intestino para que pueda llegar a darse una correcta excreción. Es recomendado en horas del desayuno o como postre en cualquier comida principal. 
  • Actúa como prebiótico: Es precisamente esta fibra soluble de la que hablábamos la que ayuda, además, estimulando al crecimiento de bacterias beneficiosas para el intestino. Es una especie de prebiótico que mejora nuestra flora intestinal y ayuda a la captación de nutrientes -sobre todo de minerales-.
  • Huesos más fuertes: Si en algo actúa también esta fruta es en la densidad osea de nuestros huesos, mejorándola y aportando hasta 250 mg de calcio por tan solo 100g de uno de estos higos. Para que unos huesos estén sanos no solo es fundamental su aporte en calcio, la cantidad de vitamina D, la sal o la cafeína que tomemos, e incluso la actividad física que mantengamos, serán determinantes para su buen mantenimiento.
  • Controlan los problemas de Hipertensión: Gracias a los oligoelementos que contienen los higos, son capaces de controlar la presión sanguínea, la fibra, el potasio y el magnesio. 

Estamos frente a un super alimento con el que nos deberíamos reconciliar, eso sí de una manera moderada pues el contenido en azúcares es incuestionable. Si se padece obesidad es mejor moderar su ingesta, pero sin duda esta fruta es amiga de  los huesos, de la piel, de los intestinos y de todo nuestro sistema, por todo el aporte nutricional que contiene vale la pena comenzar a incluirlos en nuestra dieta.

Imágenes: mia.es, sportadictos.com

  • Escribe un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *